Cambio de tendencia

Los ingresos del sector textil frenaron su caída en 2009 hasta el 6,5%

El ejercicio 2009 ha sido negativo para el sector textil, pero quizás menos de lo que preveían en un principio los comerciantes. En concreto, cerraron el ejercicio con una caída de ingresos del 6,5%, según apuntaba ayer la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex).

Una cifra que dista del desplome que padeció el sector de la distribución textil un año antes, cuando el descenso de ingresos se elevó hasta el 11,02%. "Parece que podemos estar ante un cambio de tendencia y, por tanto, comenzar una recuperación de las ventas del sector, aunque todavía estamos lejos de las ventas alcanzadas en 2007", aseguraba ayer el presidente de Acotex, Borja Oria.

El sector de la distribución se ha visto beneficiado en cierta medida por el mes de diciembre en el que no sólo han incrementado sus ofertas y reducido sus precios, sino que además las temperaturas han sido bajas, lo que ha permitido a los comercios dar salida a sus colecciones de invierno.

En concreto, las ventas de los comercios de moda durante el pasado diciembre se redujeron un 1,5%. Sólo un mes antes, la reducción de la facturación alcanzó el 5,4% y en el mes de octubre del 9,2%. Pero los datos contrastan, sobre todo, con los de 2008. En ese año, la caída de ingresos en diciembre fue del 12,8%, en línea con la registrada en meses anteriores.

Sin embargo, Acotex no lanza las campañas al vuelo. "Dentro del sector mantenemos la preocupación por la restricción al crédito, ya que desde los bancos y las cajas se continúa cortando las líneas de crédito y no se amplía la financiación", apunta Oria. Una situación que "dificulta la recuperación del sector, tanto a corto en términos de circulante, como a largo plazo para cubrir las necesidades de financiación". Una situación que, a su juicio, justifica los cierres del sector.

Comercio chino

Las ventas de textil de origen chino en España se han reducido más de un 50% en los últimos dos años, como consecuencia de la crisis de consumo y en algunas zonas el cierre de este tipo de negocios alcanza el 30%, la Asociación Comerciantes Chinos en España (ACCE).