El alcalde de Vic da marcha atrás en su iniciativa

Afirma que "acata pero no comparte"

El Ayuntamiento de Vic ha tenido que dar marcha atrás en su iniciativa de no empadronar a inmigrantes ilegales después de que la Abogacía del Estado haya concluido que no resulta procedente denegar la inscripción en el padrón a los extranjeros. Además, pide al Gobierno que les ayude con la integración de inmigrantes, ya que siguen trabajando en ello. El alcalde afirma que han actuado correctamente.Mientras las plataformas de inmigrantes se felicitan por la rectificación del alcalde. Aunque aseguran que seguirán trabajando para conseguir una integración total.