Las negociaciones se han pospuesto a mañana

El conflicto de Seat se enquista tras 8 horas de reunión y la huelga continúa

UGT, CCOO y CGT y la dirección de Seat han pospuesto a mañana las negociaciones por la falta de avances, tras más de ocho horas de reunión en las que la empresa ha rechazado que los trabajadores se acojan a un plan de bajas voluntarias, por lo que el conflicto se enquista con la continuación de la huelga.

Los sindicatos han informado que la huelga continuará en la planta de Martorell (Barcelona) y podría extenderse a la planta de Zona Franca, ante la falta de un acuerdo.

La dirección de Seat llevaba reunida con el comité de empresa desde las doce del mediodía para intentar desencallar el conflicto por el despido de 330 trabajadores, que ha paralizado todo el día de hoy la producción en Martorell.

Fuentes sindicales ha informado que el escollo principal para llegar a un acuerdo es la negativa del presidente de la empresa, James Muir, a "bajarse del burro" y aceptar que los trabajadores puedan pactar voluntariamente su despido.

Por otro lado, los sindicatos han declarado que "a nadie se le escapan posibles presiones exteriores por parte de la CEOE y el Anfac" para bloquear un posible acuerdo.

Fuentes de la empresa han asegurado, por su parte, que "los sindicatos están empecinados en revisar todo el proceso de despidos" y que la empresa no está dispuesta a aceptar un plan de bajas voluntarias.

Los trabajadores de Seat han paralizado la factoría de Martorell desde las 04.00 horas de hoy, "indignados" por el trato recibido ayer en la reunión mantenida con la Generalitat y la dirección de Seat y han exigido a la empresa que se siente a negociar los despidos anunciados.

El paro espontáneo comenzó después de que a última hora de ayer, el comité de empresa convocara una huelga de 24 horas para el próximo lunes 25 de enero entre el personal indirecto, que no efectúa tareas de producción.

Al paro de Seat en Martorell se ha sumado también el del colectivo de Gearbox de El Prat de Llobregat (Barcelona), que fabrica cajas de cambio y pertenece al grupo Seat, como respuesta a los tres primeros despidos anunciados por la dirección de la empresa.

La movilización de Gearbox, que ha paralizado casi por completo la producción de la fábrica, se ha iniciado tras la asamblea celebrada en el taller en el turno de mañana y ha tenido continuidad en el turno de la tarde.