Afectada por la crisis del sector

Continental reduce un 51,9% sus pérdidas en 2009 y consigue beneficios en el cuarto trimestre

La aerolínea estadounidense Continental obtuvo unas pérdidas netas de 282 millones de dólares (200 millones de euros) en 2009, un 51,9% menos que los 586 millones de dólares (415 millones de euros) que perdió en 2008, a pesar de concluir el cuarto trimestre del año con un beneficio de 85 millones de dólares (60 millones de euros), según informó la compañía en un comunicado.

Por su parte, la facturación de Continental se redujo en 2009 un 17,4%, hasta los 12.586 millones de dólares (8.928 millones de euros) frente a los 15.241 millones de dólares (10.812 millones de euros) que registró 2008. Asimismo, el abaratamiento del combustible permitió a la compañía rebajar en un 44% sus gastos en combustible en 2009, hasta los 3.317 millones de dólares (2.351 millones de euros).

El beneficio neto obtenido en el último trimestre del año permite a la compañía dejar atrás las pérdidas de 269 millones de dólares (190 millones de euros) que registró en el mismo periodo de 2008. Sin embargo, la facturación en el cuarto trimestre alcanzó los 3.182 millones de dólares (2.256 millones de euros), un 8,3% menos que los 3.471 millones de dólares (2.461 millones de euros) del último trimestre de 2008.

La aerolínea estadounidense asegura que los resultados de 2009 y los del cuarto trimestre siguen padeciendo las consecuencias negativas que supone el descenso del tráfico aéreo de alto rendimiento que existe "debido a la recesión mundial".

El presidente y consejero delegado de Continental, Jeff Smisek, destacó "la excelente labor" de sus compañeros, que han tenido que trabajar bajo la presión de "enormes desafíos" en 2009 mientras daban a los clientes "el mejor servicio". "Aunque estamos viendo cierto incremento en el tráfico, lo más probable es que tengamos un largo y lento camino que recorrer. Nosotros seguimos centrados en lograr y mantener la rentabilidad", añadió.