Anunció un recorte del 10% de su plantilla en Europa

Dirección y trabajadores de la cervecera AB Inbev acuerdan reanudar el diálogo social

La dirección y los trabajadores de AB Inbev, la principal cervecera del mundo, acordaron hoy retomar el diálogo social tras dos semanas de protestas y bloqueo del acceso a las fábricas por el anuncio de la compañía de que recortará el 10 por ciento de su plantilla en Europa.

La dirección de la compañía aceptó hoy en una reunión negociar un nuevo plan industrial con los trabajadores.

"La dirección retira su plan como le pedíamos. Nosotros vamos a organizar asambleas de personal en la próximas horas para pedir el fin de los bloqueos", explicó a la agencia Belga un representante del sindicato cristiano CSC, Luc Gysemberg.

Según Gysemberg, el acuerdo de hoy implica poder negociar sin presiones "un nuevo plan industrial" con la empresa y garantiza que los trabajadores a los que la dirección impidió la entrada a las fábricas cobrarán su salario normal.

Las ventas de la belga-brasileña, fabricante en Europa de marcas como Stella Artois, Leffe o Jupiler, cayeron en 2009 un 1,9 por ciento, lo que motivó la decisión de la compañía de suprimir los 250 puestos de trabajo.