Sería antes del 9 de febrero

Bruselas espera pronunciarse sobre el FROB a mediados de febrero

La Comisión Europea espera tomar una decisión sobre el marco general en que operará el FROB antes de que la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, deje su cargo, previsiblemente el próximo 9 de febrero.

Se espera que Kroes se retire el 9 de febrero próximo y pase el testigo a Joaquín Almunia. "Hemos recibido toda la información que necesitábamos de las autoridades españolas y nuestra voluntad es pronunciarnos lo antes posible, preferiblemente antes de que Neelie Kroes deje su mandato", ha explicado hoy el portavoz de Competencia, Jonathan Todd.

Está previsto que la nueva CE asuma su cargo el próximo 9 de febrero, cuando el Parlamento Europeo debe ratificar a sus miembros, con retraso debido a la retirada de la propuesta comisaria de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Emergencias, Rumiana Jeleva.

La votación del pleno del PE estaba prevista para el 26 de enero, pero la retirada de Jeleva retrasó la fecha al 9 de febrero, ya que los eurodiputados tendrán que realizar una audiencia de confirmación a su sustituta, Kristalina Georgieva.

"Estamos confiados y somos optimistas en que el nuevo Ejecutivo comunitario empezará a trabajar según el plazo previsto tras recibir un fuerte visto bueno del Parlamento Europeo", ha afirmado por su parte la portavoz jefe de la CE, Pia Ahrenkilde.

El FROB ha sido creado para reforzar los recursos de las entidades financieras que se fusionen, empezando por las fusiones de cajas de ahorro ya anunciadas en los últimos meses.

La CE y el Gobierno español han pactado ya, en sus conversaciones previas, que la cuantía máxima de las ayudas públicas a las entidades en reestructuración no supere el 2% de sus activos en riesgo, si bien quedan por acordar otros puntos, como el tipo de interés al que se devolverán las ayudas.

El retraso ya afecta a algunos procesos de reestructuración

El retraso en su aprobación por las autoridades europeas de la competencia ha empezado a afectar a algunos procesos de reestructuración en España, como la fusión de Caixa Manresa con las cajas de Catalunya y Tarragona.

Estas entidades desconvocaron las asambleas generales extraordinarias previstas para hoy, en las que tenían que aprobar definitivamente la operación, y las aplazaron hasta que Bruselas dé su visto bueno al FROB.

Las tres cajas catalanas tienen previsto que el FROB suscriba participaciones preferentes de la nueva entidad por 1.315 millones de euros, cifra que, junto con sus intereses, tendría que ser devuelta por la nueva entidad en un plazo de cinco años. En la nueva CE, Neelie Kroes asumirá la cartera de Agenda Digital, mientras que Almunia, hasta ahora comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, tomará el relevo en la cartera de Competencia.