Feria Internacional del Turismo (Fitur)

Renfe incorporará trenes de gran capacidad para bajar el billete del AVE

Renfe es consciente de que hay un segmento de público amplio -formado tanto por viajeros de negocios como turistas y muy sensible al precio a la hora de elegir el medio de transporte- que es usuario potencial de la alta velocidad (AVE) pero que ahora sigue viendo cómo este servicio escapa a su poder adquisitivo. Por ello, la compañía pública ha dado un giro a su estrategia con la licitación esta semana de un concurso para adquirir 10 trenes de gran capacidad. Al menos dos de ellos tendrán que fabricarse en los talleres de Renfe.

Se trata del primer pedido de trenes de este tipo (mínimo de 500 plazas) y se emplearán para la conexión con Francia en alta velocidad a partir de 2012. El director de Renfe para Largo Recorrido y AVE, Abelardo Carrillo, explicó que el importe del concurso es de 270 millones de euros. Los trenes podrán circular por cualquier ancho de vía y su principal aportación con respecto al material actual es que permite abaratar el coste por asiento, rebajando por tanto la tarifa final. Renfe podrá emplearlos para realizar, por ejemplo, el trayecto Madrid-Barcelona-Lyon-París, pero Carrillo no detalló en cuánto se abaratarán las tarifas.

La configuración estándar actual de un AVE es de 404 plazas, aunque en las puntas de demanda se dobla este formato, alcanzando las 808. Los nuevos trenes tendrán una capacidad mínima de 500 plazas y permitirán, al menos, superar las 800.

La estrategia comercial de Renfe ha dado un giro en el último año para adaptarse a las necesidades del cliente. Y es que el 50% de las tarifas que ofrece la compañía incluyen algún tipo de promoción. Esta política está encontrando el respaldo de los clientes. En el trayecto Madrid-Barcelona el AVE copó el 50,4% del mercado, frente al 49,6% del puente aéreo.

Abiertos a acuerdos con aerolíneas

Abelardo Carrillo explicó que Renfe está abierta a acuerdos con aerolíneas, de tal forma que se pueda comercializar conjuntamente el viaje de ida en avión y el de vuelta en AVE o viceversa. La previsible entrada de Ryanair en la ruta Madrid-Barcelona incrementará aún más la competencia en este corredor. Carrillo explicó que los acuerdos de intermodalidad incrementan la accesibilidad a los viajes, por lo que Renfe está dispuesta a dicha opción.

También se podría llegar a acuerdos con la compañía SNCF francesa para la explotación del corredor entre ambos países.