Las chuletas, a debate en la Universidad de Sevilla

Los alumnos están en contra de permitir copiar, y los profesores no lo ven tan malo

Alumnos y profesores de la Universidad de Sevilla discrepan después de conocer la nueva normativa que permite que los alumnos que sean pillados en un examen copiando puedan terminarlo. La norma especifica que el profesor pondrá en conocimiento de una comisión el incidente y será ésta la que determine si el alumno queda suspendido o no. Algunos alumnos aseguran que la medida no es necesaria porque a la Universidad se acude a aprender y eso no es aprender. Algunos profesores tampoco están de acuerdo con la medida, aunque otros aseguran que todo seguirá igual, aunque el único cambio es que se le da derecho a terminar la prueba.