Caerá un 0,7% en 2010

El empleo perdido por la crisis no se recuperará hasta 2016, según Caixa Catalunya

Hasta 2016 no se recuperará el empleo perdido desde el inicio de la crisis económica en España, siempre y cuando se consiga que a partir de 2011 se vuelvan a crear unos 300.000 puestos de trabajo por ejercicio, según las estimaciones de Caixa Catalunya. Por su parte, el último informe el último estudio de Caja España prevé la tasa de paro podría alcanzar el 22% en 2010.

El servicio de estudios de Caixa Catalunya presentó hoy en Madrid su último estudio semestral, en el que calcula que la economía del país se contraerá este año el 0,5% y el empleo también seguirá cayendo, un 0,7%. Se estima además que la economía española volverá a tasas positivas a partir del segundo trimestre del año.

Con todo, la caída del PIB prevista para 2010 supone 3,2 puntos porcentuales menos que la estimada para 2009, del -3,7%, gracias a una mejora de la demanda interna, que restará un punto su aportación al PIB en el conjunto del año, frente a los 6,3 puntos de 2009.

Mientras, la tasa de paro se mantendrá estable en el 17,8% este ejercicio, al llegar a un máximo del 18,2% en el primer trimestre e ir reduciéndose después.

El responsable del informe, Josep Oliver, subrayó en la presentación que lo peor de la crisis ha pasado y los "brotes verdes" que comenzaron en la primavera de 2009 "se han consolidado", si bien insistió en que persisten importantes riesgos en el escenario internacional que pueden hacer más difícil la recuperación.

Entre estos riesgos citó el hecho de que la principal economía mundial, Estados Unidos, aún no ha absorbido todo el impacto de la recesión, así como que la crisis financiera mundial aún no se ha superado del todo, además del elevado déficit público que acumulan de los países avanzados.

Pese a todo, se estima que la economía española caiga mucho menos este año gracias a una menor caída de la demanda interna, mientras el sector exterior seguirá teniendo una aportación positiva, aunque leve, de seis décimas.

En este año, se espera que el consumo de los hogares y la inversión moderen su descenso, que se cifra en el 0,8% y el 4,5%, respectivamente, mientras que las importaciones seguirán cayendo y la recuperación europea "no será suficiente" para que las exportaciones vuelvan a crecer.

En cuanto al empleo, Oliver apuntó que a lo largo de esta crisis, entre 2007 y este año, se habrán perdido 1,8 millones de puestos de trabajo, y para recuperar esa cantidad de empleo tendrían que pasar seis ejercicios desde 2011, y eso siempre que se creen 300.000 empleos por ejercicio.

Para los autores de este informe, el ajuste del empleo en la construcción prácticamente ha concluido, aunque aún calculan una caída del empleo del 0,5% en este sector para 2010. En la industria, donde el "colapso" en la ocupación fue más inesperado y cuando acabe la crisis el empleo habrá caído hasta niveles de 1997, se calcula que también se reducirá el empleo este ejercicio, un 3,3%, aunque se irá recuperando en los sectores más competitivos.

El único sector en el que crecerá la ocupación este año será el de los servicios, que se irán recuperando con la mejora económica, y en consecuencia aumentará un 0,6%.

En la presentación, Oliver advirtió de la "herencia" que deja esta crisis, que pasa no sólo por la caída del empleo sino también por el elevado aumento del déficit y, en consecuencia, de la deuda pública.

Moderación de la pérdida de empleo

Por su parte, el informe de Caja España augura que la tasa de paro esté entre el 20% y el 22% este año y advierte de que el crecimiento de la población activa "ha comenzado a desacelerarse", lo que permitirá reducir los ritmos de crecimiento del número de parados en 2010.

Andalucía, Canarias, Extremadura, la comunidad valenciana, Murcia y Castilla-La Mancha mostrarán las tasas de desempleo superiores a la media nacional, mientras que en el resto de regiones el paro estará por debajo del 18%.

Según Caja España, los indicadores de actividad y demandan internacionales apuntan a una recuperación de la economía a corto plazo "más fuerte de lo esperado hace unos meses", aunque mantiene dudas de si ésta podrá sostenerse a medio plazo.

El informe también prevé que para 2010 la inflación general se sitúe en el 1,5%, con repuntes de hasta el 2% en comunidades como Murcia, Navarra, Castilla y León o Cataluña y reducciones cercanas al 1% en otras, como Madrid, País Vasco, Canarias y La Rioja.