Según pronostica la Caixa

La inflación se mantendrá en niveles bajos en 2010 por la debilidad de la demanda

La inflación se mantendrá en niveles bajos a lo largo de este año y seguirá reflejando la debilidad de la demanda, aunque la evolución de los precios de las materias primas arroja "alguna incertidumbre" en este sentido, según un documento elaborado por el Servicio de Estudios de la Caixa y recogido por Europa Press.

En concreto, La Caixa cree que la inflación podría cerrar el año en el 1%, ya que las presiones competitivas de los mercados internacionales, el exceso de capacidad productiva y la "suave" mejora económica mantendrán "contenidos" los precios a lo largo del ejercicio.

Tras los máximos registrados durante el verano de 2008 por la escalada del precio del crudo, los precios comenzaron a caer y entraron en terreno negativo el pasado mes de marzo. Se mantuvieron en 'números rojos' durante ocho meses, hasta que finalmente en noviembre lograron regresar a cifras positivas.

Sin embargo, en el último mes del año la inflación se mantuvo estable y cerró el 2009 en el 0,8% en tasa interanual, lo que supone la cifra más baja registrada al cierre de un ejercicio desde 1962, primer año del que se dispone de datos.

Según La Caixa, estos altibajos del IPC han estado "muy marcados" por la evolución del componente energético y del precio del petróleo, que tras los máximos de julio de 2008 (147 dólares por barril) se hundieron a 37 dólares a principios de 2009 y no remontaron hasta los meses de noviembre y diciembre, que regresaron a los 70 dólares por barril.

Sin embargo, el Servicio de Estudios de la entidad financiera cree que no habrá "fuertes alzas" del precio del crudo en un futuro próximo, aunque los precios energéticos sí seguirán presionando al alza el índice general de precios de consumo.

Además, asegura que no sólo la energía introduce un elemento de incertidumbre en la evolución de la inflación en 2010, ya que los precios de los alimentos no elaborados son también un componente "muy volátil" porque su evolución está muy influida por los mercados internacionales de materias primas.

En cuanto a la inflación subyacente (que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos), La Caixa cree que la moderación de esta tasa podría haber tocado fondo con la "ligera" mejora de la coyuntura económica, por lo que en 2010 podría trazar un "suave repunte".

Finalmente, destaca la importancia de tener en cuenta la subida de IVA prevista para este verano, ya que, a su parecer, debería tener un impacto de 1,2 puntos en el IPC, aunque la debilidad de la demanda reducirá el efecto a la mitad y hará que el resto sea absorbido por los márgenes empresariales.

En este sentido, La Caixa recuerda que la debilidad económica seguirá conteniendo los márgenes empresariales en el futuro, tal y como ha ocurrido en los últimos meses, mientras que los salarios probablemente se ralentizarán, sobre todo si se tiene en cuenta que recogerán una inflación menor.