Y tiene que recuperarlo

Oliu dice que España tiene un déficit de "credibilidad" exterior

El presidente de Sabadell, Josep Oliu, considera que España tiene un déficit de "credibilidad" exterior por el gran nivel de endeudamiento y que ha de recuperarlo, por lo que ha pedido un plan como país para salir de la crisis que cuente con el apoyo de las fuerzas políticas y económicas del país.

Para Oliu, el reto más importante que ha de resolver España es la consolidación fiscal por el gran endeudamiento exterior de España y el aumento del déficit público y ha dicho que lo más "peligroso" sería que el mundo no dé crédito a España o a las entidades financieras.

Oliu ha pedido que se haga un "ejercicio de modestia nacional" y de "consenso" que "nos lleve a trabajar en la dirección correcta porque durante los próximos tres años dependemos del crédito que ha de renovar el mercado financiero internacional y necesitamos un marco creíble de consolidación fiscal".

Ha pedido que se haga un plan macroeconómico de aquí a unos tres años que recoja las medidas anticrisis que ya se han tomado y otras nuevas y que "tenga credibilidad fuera", para lo que es imprescindible contar con el respaldo de las fuerzas económicas y políticas del país.

SABADELL 0,84 -3,21%

El presidente del Banc Sabadell ha recordado que el sistema financiero español ha de adecuarse a la progresiva desaparición de los avales públicos y ha señalado que en España sólo hay tres entidades que no han recurrido a ellos: el Santander, BBVA y Banc Sabadell.

Para Oliu, los retos estructurales de la economía española son la flexibilidad del mercado de trabajo, la calidad de la educación y la reducción de la administración.

Josep Oliu ha apostado por rebajar los costes, tanto de salarios como de producción, y por ello ha reclamado más flexibilidad laboral y ha dicho que con sueldos más baratos podría haber más gente trabajando y ser más competitivos.

Ha pronosticado que este año el crédito seguirá bajando debido principalmente a la falta de demanda que hay por parte de las empresas que han reducido sus inversiones, aunque ha señalado que el crédito privado se está recuperando

Entre las cuestiones que para Oliu se han aprendido con la crisis están la importancia de la liquidez bancaria, la solvencia de las entidades, el riesgo que supone basar el modelo económico en el crecimiento inmobiliario y la concentración de riesgo en España.

El responsable de Banc Sabadell ha participado junto con el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol en un coloquio para analizar la situación financiera actual organizado por el Centro de Estudios Jordi Pujol, que también ha pedido un ejercicio de modestia.

Oliu ha señalado que los mercados financieros todavía funcionan con una "normalidad nerviosa" y sobre el sector inmobiliario ha dicho que no hay ninguna política profunda de ningún Gobierno para impulsarlo y que falta hacer una reconversión profunda.

Ha dicho que durante el segundo semestre del año 2009 hubo un progresivo aumento de las hipotecas formalizadas, "hay movimiento", ha señalado Oliu, porque se han bajado los precios y se están normalizando las pautas de consumo.