Supuestas pérdidas de 17,9 millones

Cajasol pide reabrir la causa por estafa contra los directivos de El Monte

Cajasol ha recurrido la decisión de un juez de Sevilla de archivar la causa contra los anteriores directivos de la caja cuando en 2005, bajo la denominación de El Monte, vendieron su participación en el Grupo HC con unas supuestas pérdidas de 17,9 millones de euros.

Fuentes del caso han informado hoy de que Cajasol ha presentado recurso contra el auto de archivo porque insiste en que existen los indicios de delitos societario, estafa y disposición fraudulenta de bienes que se citaban en la querella inicial.

Las citadas fuentes han añadido que la Fiscalía Anticorrupción, que presentó la querella a través del fiscal de Delitos Económicos de Sevilla, aún no ha decidido si recurre el auto de archivo dictado por el juez de instrucción 14 de Sevilla.

La Fiscalía se querelló contra el ex presidente de El Monte José María Bueno Lidón y el ex director general del grupo empresarial El Monte José Selfa, tras una inspección del Banco de España por entender que la entidad debería haber percibido 17,9 millones de euros más por la venta de su participación en el Grupo de Empresas HC al Grupo Sanahuja, operación firmada en octubre de 2005.

El juez de instrucción, en un auto al que ha tenido acceso Efe, archivó las actuaciones porque los denunciados intentaron "conseguir el mejor acuerdo posible, que por supuesto no fue el que desde un punto de vista de utopía económica se hubiera podido producir".

Como indicios a favor de los denunciados, el juez recogió que la operación fue aprobada por los órganos correspondientes de El Monte "sin que conste ningún voto en contra" y que la entidad "solamente puso en marcha su maquinaria jurídica y económica tras practicarse una inspección del Banco de España".

Por ello, según el auto, la investigación judicial no acreditó que Bueno Lidón y Selfa actuaran "fuera de los cauces, organismos y normas establecidas en El Monte" ni que "abusaran de su superioridad para imponer su voluntad en la decisión ni actuaran coercitivamente contra los restantes miembros de los órganos consultivos y ejecutivos" de la entidad.

Además, una auditoría encargada por los actuales dirigentes de la caja reconoció la dificultad de acreditar las ganancias dejadas de obtener y, al hablar de responsabilidades, en ningún momento se refería a las penales sino a las civiles, aspecto en el que hay un procedimiento abierto en un juzgado de Madrid, añade el auto.

El juez no solo archivó la causa contra Bueno Lidón y Selfa, sino que incluyó al empresario Román Sanahuja, cuyo grupo compró las participaciones de HC, y a su ex consejero Domingo Díaz de Mera -cuya imputación se encuentra pendiente de un recurso ante la Audiencia de Sevilla- por las mismas razones y porque el artículo del Código Penal que se les aplica solo está previsto para directivos de la sociedad afectada.