Petróleo

El petróleo de Texas bajó un 1,41% y acabó a 79,65 dólares por barril

La cotización de los contratos de futuros de petróleo de Texas para entrega en febrero bajó hoy un 1,41% y terminó la sesión a 79,65 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), donde se negociaron por primera vez en 2010 por debajo de los 80 dólares.

Los contratos de esta materia prima se abarataron 1,14 dólares por barril (159 litros) y encadenaron así tres jornadas consecutivas de descensos en el mercado neoyorquino, después de conocerse este miércoles que las reservas de petróleo en Estados Unidos subieron más de lo esperado la pasada semana.

El Departamento de Energía anunció que las existencias en reserva de esa materia prima aumentaron en 3,7 millones de barriles y quedaron en 331 millones, una cifra superior a la que esperaban los operadores.

Los contratos de futuros de gasolina para entrega en febrero bajaron también por tercer día consecutivo y se abarataron tres centavos para acabar la sesión a 2,06 dólares por galón (3,78 litros).

Las autoridades estadounidenses informaron de que las reservas de gasolina aumentaron también la semana pasada en 3,8 millones de barriles (1,7%), con lo que se situaron en 223,5 millones, frente a los 219,7 millones del período precedente.

El gasóleo también se vio afectado por la tendencia bajista de la jornada y sus contratos para el próximo mes se depreciaron en cuatro centavos para cerrar a 2,09 dólares por galón.

El Departamento de Energía anunció en este caso que las existencias en reserva de destilados, un grupo en el que se incluye al gasóleo de calefacción, subieron en 1,4 millones de barriles (0,9%) y se situaron en 160,4 millones de barriles, frente a los 159 millones de barriles de la semana anterior.

El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica, alcanzó la pasada semana los 1.779,2 millones de barriles frente a los 1.775,6 millones de la semana anterior.

El gas natural, por contra, subió de precio por segunda jornada consecutiva, al encarecerse un día más catorce centavos por cada mil pies cúbicos y acabar a 5,73 dólares, mientras los inversores quedaron a la espera de conocer el jueves el estado de las reservas de este combustible.