Bolsa de Nueva York

Wall Street se aferra al Libro Beige para sumar un 0,5%

Con cautela pero optimista, el mensaje de la Fed sobre la evolución de la economía de EE UU ha servido al índice Dow Jones para anotarse un 0,50% pese a la caída del precio del crudo y los recortes en Google.

Unas subidas que han sido mayores para el resto de selectivos, el tecnológico Nasdaq se apuntó un 1,12% y el S&P 500 subió un 0,83%. Los inversores se mantenían hoy a la expectativa de la publicación del Libro Beige. Un informe en el que se afirma que la Reserva Federal ha encontrado una mejora de las condiciones económicas en algunas zonas de EE UU en las que hasta ahora no había ese síntoma de mejoría.

La jornada estaba protagonizada además por las entidades financieras. Wall Street se despertó hoy con la noticia de que Obama anunciará su interés por crear un nuevo impuesto a cerca de 20 bancos para recuperar así el dinero del plan de rescate.

Entre las subidas del Dow Jones destacó Merck que se anotó un 3,68% después de que Credit Suisse mejorara su recomendación sobre sus acciones. Además, Alcoa se anotó un 2,96% y otra farmacéutica, en este caso Pfizer, se sumó a las alzas con un 2,34%.

Buenas noticias para el mercado por parte de Kraft. La compañía mejoró sus previsiones de resultados para 2009 justo un día después de que Cadbury mejorará también sus previsiones y volviera a rechazar la oferta de compra por parte de la multinacional estadounidense. Cadbury aseguró además que la oferta de Kraft era "aún menos atractiva" que hace unos meses.

Tras la publicación de las cuentas de Alcoa, que resultaron decepcionantes para muchos inversores, el mercado estará a la expectativa de que mañana jueves Intel presente sus resultados. JP Morgan hará lo mismo el viernes.

En el sector tecnológico el protagonista fue Google. Sus acciones cedieron un 0,57% tras anunciar que cerrar su negocio en China después de recibir un ciberataque con el que se han podido obtener cuentas de correo electrónico de activistas pro derechos humanos del país asiático.

En el mercado de materias primas, el barril de Texas, de referencia en EE UU cerró la jornada en los 79,65 dólares y situándose así por debajo de los 80 dólares por barril por primera vez en 2010. Un retroceso que se debe a la subida de las reservas de petróleo estadounidenses, que cerraron la pasada semana en 331 millones de barriles, una cifra superior a la que esperaban los operadores.

La caída del precio del crudo castigó a las acciones de las petroleras que se sumaron a los recortes. Chevron cedió un 0,76% y Exxon Mobil un 0,40%.