Tras devaluar el bolívar

Chávez pedirá una ley que le permita expropiar los comercios a los "especuladores"

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció hoy que pedirá a la Asamblea Nacional (AN) la modificación de una ley que permita al Ejecutivo "expropiar" los comercios que incurran en especulación con los precios.

Chávez hizo el anuncio tres días después de la entrada en vigor de una fuerte devaluación monetaria que impulsó a miles de venezolanos a hacer compras nerviosas, especialmente de equipos electrónicos, electrodomésticos y computación, por temor a una desbandada de los precios.

"Voy a pedir la modificación a una ley que permita expropiar a los especuladores (...) así lo anuncio", declaró el mandatario, sin precisar a cuál legislación se refería, durante un acto oficial de entrega de créditos estatales celebrado en el palacio presidencial.

La AN está integrada por 167 miembros, casi todos afectos al Gobierno "revolucionario" que gobierna Venezuela desde hace una década.

Desde el lunes rige en Venezuela un nuevo sistema de cambio dual controlado con tasas de 2,6 y 4,3 bolívares por dólar, lo que significó una devaluación del 20,9 y el 100 por ciento respecto al cambio único anterior de 2,15 bolívares por divisa.

La tasa de 2,6 se aplicará a la importación de bienes y servicios básicos como alimentos, salud, educación, maquinarias, entre otros, y la de 4,3 a todos los demás sectores, considerados como no primordiales, entre ellos automotriz, caucho, comercio, químicos, informática, turismo...

Chávez afirmó además que su "revolución" importará y colocará directamente en el mercado electrodomésticos producidos en países como China para abaratar el precio al público de esos artefactos.

"Vamos a hacer una importación de neveras, televisores, lavadoras, para nosotros (el Gobierno) venderlos (...) para bajar aún más los precios", señaló.

El organismo de protección al consumidor Indepabis aplica sanciones como multas pecuniarias y clausura temporal a los negocios que supuestamente han incurrido en remarcaje de precios después de la devaluación.

Oficialmente se ha informado que 70 comercios fueron cerrados el pasado lunes, durante 24 horas, entre ellas las sucursales en Caracas y en el estado occidental de Zulia del supermercado æpermil;xito, de capitales franceses y colombianos.

Analistas locales han señalado que inevitablemente la depreciación monetaria obligará a una subida de los precios, que podrían impulsar la inflación hasta alrededor del 50% este año.

La inflación cerró en 2009 con tasa de 25,1%, inferior al 30,9% de 2008.

Chávez reiteró hoy que el nuevo sistema cambiario no debe afectar de forma importante a los precios y que la medida impulsará la producción local y las exportaciones a fin de acabar con la alta dependencia venezolana de las importaciones.