Dice que aumentará el paro

Corbacho dice que es hora de una reforma laboral con o sin acuerdo en el diálogo social

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, afirmó hoy que "ahora que se vislumbra la salida de la crisis, hay que comenzar a hacer reformas" en el marco del diálogo social, pero advirtió de que si éste se atasca como ocurrió en el mes de julio, "el Gobierno se reserva el derecho de decisión".

En declaraciones a Antena 3, Corbacho indicó que, por el momento, la "voluntad" del Ejecutivo es alcanzar acuerdos en el ámbito tripartito y recordó que, en este sentido, está previsto que la mesa del diálogo social vuelva a reunirse el próximo día 20 de enero.

Además, señaló que el Consejo de Ministro aprobará dos días después, el 22 de enero, un informe sobre las "líneas maestras" por las que sería bueno que discurriera el diálogo social. "Todas las partes convienen en volver al diálogo social tripartito para fijar una agenda de reuniones y de materias de posibles temas, lo que es una buena noticia", apostilló.

Pide a Rajoy que aclare si quiere abaratar el despido

Por otro lado, Corbacho, dijo que el líder del PP, Mariano Rajoy, debería explicar si está a favor de abaratar el despido en España, en referencia a las declaraciones de Rajoy que plantea una reforma laboral y ha alertado del modelo actual de "dualidad" de los contratos porque hay españoles que cobran por despido una indemnización de 45 días por año trabajado y otros "cero días".

Corbacho subrayó que actualmente el despido en España "ya es libre", pero que el Gobierno lo que no quiere es que se instaure el "despido libre barato" que es lo que "piden algunos" y que, por lo tanto, Rajoy debería explicar si está a favor de abaratar el despido.

Pérdida de empleo más atenuada

Corbacho auguró que en los primeros meses de 2010 se seguirá perdiendo empleo, aunque de forma más atenuada, porque estacionalmente, desde 2000, enero y febrero no son "favorables".

En cuanto a la reforma laboral, recordó que el origen de la crisis no es laboral, y que la situación económica tiene que ver con la contracción del consumo y el ajuste de la producción de las fábricas.

El ministro también destacó que es más importante que el crédito llegue a las pymes que acometer una reforma laboral aunque reconoció que es necesario hacer reformas porque la crisis "no es neutra" y cuando acabe habrá muchas cosas que cambiarán.

Respetuoso con Díaz Ferrán

Por otro lado, preguntado por si el actual presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, es un interlocutor válido en el diálogo social, Corbacho se limitó a decir que "lo es la CEOE como lo es UGT o CC OO". "Sus representantes son los interlocutores del Gobierno y no puede ser de otra manera. Otra cosa es que en este caso Díaz Ferrán tenga unos problemas derivados de sus empresas", explicó para a renglón seguido expresar "su deseo de que (estos problemas) se resuelvan de la mejor manera".

En cualquier caso, Corbacho reiteró que la decisión de mantener a Díaz Ferrán al frente de la patronal es una decisión que pertenece exclusivamente a la CEOE, por lo que se mostró "enormemente respetuoso" al respecto. "Yo siempre me sentaré en una mesa con cualquier persona que represente a una organización y que sea interlocutora del Gobierno", añadió. Para concluir, eso sí, Corbacho indicó que "las relaciones personales e institucionales son cosas diferentes".

Por último, sobre la idoneidad de España para presidir al UE durante el presente semestre del año, Corbacho encaró las dudas surgidas diciendo que "las opiniones nunca son neutras ni objetivas, ya que detrás de ellas hay intereses que no se expresan, por lo que no hay que tomarlas como una receta o una guía". "España va a hacer una buena presidencia", sentenció.