Impone su denominación en las filiales británicas

Santander está dispuesto a comprar más activos en Reino Unido

Santander aprovechará las oportunidades de compra que surjan en Reino Unido. Así lo reconoció ayer su presidente, Emilio Botín, que acudió a Londres para celebrar la adopción de la marca Santander en 350 oficinas del país. Sus filiales Abbey, Alliance & Leicester y Bradford & Bingley, adquiridas entre 2004 y 2008, acaban de adoptar la denominación comercial del grupo. A finales de 2010, tendrá unas 1.300 sucursales por todo el territorio británico con en el nuevo nombre.

Santander está dispuesto a comprar más activos en Reino Unido
Santander está dispuesto a comprar más activos en Reino Unido

Ayer fue un día de celebración para Emilio Botín. Santander implantaba su enseña en Reino Unido tras seis años operando en el país con otros nombres. El directivo señaló que a lo largo del ejercicio que acaba de comenzar estudiará las oportunidades de compra de nuevos activos que surjan en ese mercado. Algunos de sus grandes rivales, como Royal Bank of Scotland (RBS) o Lloyds Banking Group, están obligados a efectuar desinversiones a causa de las ayudas públicas recibidas con motivo de la crisis financiera.

Botín incidió en que el banco "aprovechará oportunidades y seguirá creciendo en cuotas y en beneficios", si bien subrayó que la prioridad del grupo en Reino Unido es avanzar en el crecimiento orgánico. Botín agregó que su aspiración es convertirse en el banco número uno del país.

El presidente del mayor grupo financiero español inauguró ayer en Londres la primera oficina con marca Santander en el mercado británico. En el acto estuvo acompañado por Lewis Hamilton, el piloto de la escudería McLaren de Fórmula 1 que ha conseguido dar gran notoriedad a la marca en Gran Bretaña.

SANTANDER 2,47 1,54%

La sucursal que abrieron Hamilton y Botín fue tan sólo la primera del día. A lo largo de la jornada migraron a Santander otras 350 oficinas de Abbey y Bradford & Bingley. El objetivo es extender la nueva denominación en Reino Unido con la conversión 950 oficinas más de aquí a final de año. Las sucursales de Alliance & Leicester serán las últimas en adoptar la nueva enseña. El coste de instaurar esta denominación en Reino Unido rondará los 33 millones de euros.

"La decisión de adoptar la marca Santander nos colocará en una posición aún más fuerte en este mercado. Varias encuestas han demostrado que la nuestra es una marca potente y atractiva y que el cambio de nombre será positivo tanto para los clientes como para los directivos y la empresa" aseguró ayer Botín. Y es que, según el presidente del grupo, los datos del ejercicio de 2009, que serán publicados el 5 de febrero, demuestran que la estrategia de diversificación de negocios de Santander está dando "resultados positivos"

En el mercado británico Santander es la segunda firma en hipotecas con una cuota del 11% y cuenta con una cuota de mercado del 10% en oficinas y 25 millones de clientes. Esta modificación permitirá a los clientes de los tres bancos implicados en el cambio de marca operar en todas las sucursales con marca Santander en Reino Unido. Sin embargo, para los clientes españoles de Santander que viajen a Gran Bretaña, las sucursales seguirán funcionando como un banco independiente.

El cambio de denominación en Reino Unido está en línea con la política del grupo de operar con la marca Santander en todos los mercados en los que está presente. El banco decidió unificar su nombre comercial en 2005 y actualmente opera como Santander en los países donde tiene mucho peso, como España, Portugal, Alemania, Brasil, México, Chile y Argentina.

El grupo recomprará bonos por 2.505 millones

El grupo Santander invita a los titulares de bonos subordinados a presentar ofertas de ventas por un importe que asciende a unos 2.505 millones de euros para "mejorar la estructura de recursos propios y fortalecer el balance de la entidad", según informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cuantía efectiva por cada título será igual a la suma del precio de compra para cada serie de valores más los intereses devengados y no pagados desde la última fecha de pago de intereses hasta la fecha de liquidación de las ofertas de venta.

Aquellos titulares interesados en vender los bonos pueden comunicarlo a los intermediarios o entidades participantes hasta el 19 de enero.

El banco asegura que obtendrá los fondos para hacer frente a las obligaciones de pago derivadas de dicha invitación de su liquidez ordinaria disponible y se reserva el derecho a modificar los términos de la invitación.

Por otra parte, el presidente del banco, Emilio Botín declaró ayer en Londres que la sentencia que condena al vicepresidente del Santander, Alfredo Sáenz, a seis meses de prisión no modificará la composición de la cúpula del grupo. El presidente defendió a Sáenz diciendo que "es probablemente el mejor consejero delegado del mundo". La sentencia Audiencia Provincial de Barcelona se remonta a hace 15 años y "se recurrirá ante instancias superiores", aseguró.

El veredicto condena a Sáenz a seis meses de prisión y una indemnización de 100.000 euros por un delito continuado de acusación y denuncia falsa contra los accionistas del grupo Harry Walker cuando Sáenz era presidente de Banesto.

Las cifras

25 millones de clientes tiene el grupo Santander en Reino Unido.

11% es la cuota que tiene el banco español entre las hipotecas británicas.

33 millones de euros es el coste total de la migración.