Reunión en Moncloa

Sebastián anticipa que podría haber un nuevo coche eléctrico para Valladolid

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, afirmó hoy que la factoría de Valladolid podría fabricar un segundo modelo de vehículo eléctrico si tiene éxito el que producirá y comercializará el próximo año la planta vallisoletana de Renault.

Así lo avanzó Sebastián al término de la reunión que mantuvieron esta tarde en el Palacio de La Moncloa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el consejero delegado de Renault, Patrick Pelata, "número dos" mundial del grupo automovilístico francés.

El ministro añadió que también existe la probabilidad de que en Valladolid se construya una planta para el ensamblaje de las baterías de litio que equiparían estos vehículos.

El próximo año, Valladolid producirá el pequeño vehículo eléctrico Twizy, del que, adelantó, serán desarrolladas tres variantes, la primera de ellas básica para la que no se necesitará carné de conducir, con una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora.

Una segunda opción será urbana, con una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora, y la tercera, añadió el ministro, estará configurada para reparto urbano.

Tras recordar que con este vehículo eléctrico, del que se producirán inicialmente 20.000 unidades anuales, España se coloca como pionera europea y mundial en la fabricación de automóviles eléctricos, Sebastián insistió en que así quedan garantizados los próximos quince años de la factoría de Valladolid.

Junto con el Twizy, el plan industrial de Renault para Valladolid contempla un nuevo motor de gasolina de bajo consumo, cuya fabricación está prevista para 2010 y un coche convencional en 2013.

A este programa ha de sumarse la sustitución del actual Clio, prevista para el próximo año, aunque se trata de una evolución de la tercera generación del modelo utilitario.

Este plan industrial de Renault tiene una asignación aproximada de 500 millones de euros en cuatro años, cuya cifra final está pendiente de los últimos detalles, informaron a Efe fuentes de la compañía.

El plan contará con unas ayudas a la inversión compartidas por las administraciones del Estado y autonómicas de entre el 25 y el 30% del total, según cálculos del presidente de Renault España, Jean-Pierre Laurent, en el momento del anuncio del compromiso con Valladolid.

Los avales y las ayudas contempladas en el Plan de Competitividad relacionadas con los planes de Renault para España fueron tratados en la reunión con el presidente del Gobierno, dijo Sebastián, que no precisó las cuantías, por ser dotaciones que se resolverán en las próximas semanas.

En relación con el coche eléctrico, el ministro adelantó que este será uno de los temas centrales del Consejo europeo informal sobre competitividad que se celebrará en San Sebastián en febrero.

Pelata se ha comprometido, según el ministro, a llevar a San Sebastián varios coches eléctricos de la marca francesa para una exhibición que se organizará simultáneamente.

En la reunión celebrada en el Palacio de la Moncloa, a la que también asistió el presidente de Renault España, también se hizo balance del Plan 2000E de ayudas a la compra de vehículos para renovar el parque automovilístico español.

El ministro dijo en este sentido que se ha comprometido con la petición de Renault de hacer un llamamiento durante la presidencia española de la Unión Europea (UE) para que continúen los planes de apoyo a la compra de automóviles.