Aunque seguirá evaluando las propuestas

GM contrata a AlixPartners la supervisión del cierre ordenado de Saab

El grupo General Motors anunció el viernes la contratación de la compañía AlixPartners que se encargará de supervisar el "cierre ordenado" de su filial sueca Saab, si bien la corporación estadounidense también dijo que seguirá evaluando las propuestas recibidas sobre el futuro de la marca escandinava. La multinacional norteamericana ha solicitado la autorización correspondiente al Gobierno sueco para la contratación de esta compañía, un procedimiento "habitual" en Suecia que se realiza con el fin de proteger a los accionistas.

General Motors anunció el pasado 18 de diciembre el cierre ordenado de Saab, ante la falta de ofertas satisfactorias que aseguraran el futuro de la compañía. No obstante, tras recibir nuevas muestras de interés, ha ampliado el plazo para tomar una decisión definitiva al respecto. La empresa asegura que ahora ha recibido distintas propuestas por Saab y "sigue evaluando" estas ofertas. "Esta evaluación no se ve afectada por el nombramiento de AlixPartners", puntualizó la empresa.

Entre las ofertas recibidas se encuentra la del fabricante holandés de coches deportivos Spyker, que ya ha realizado tres propuestas para quedarse con Saab. También han mostrado interés por la compañía nórdica algunos consorcios, como el participado por el ex presidente de MAN Hakan Samuelsson o el del patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone junto al fondo de inversiones luxemburgués Genii Capital.

Según General Motors, el proceso de cierre ordenado de Saab requerirá varios meses, y garantizará que los empleados, los concesionarios y los proveedores de la firma sueca tengan una "adecuada protección". Además, la multinacional ratificó que los clientes de Saab tienen asegurada la garantía de sus vehículos y el suministro de piezas de recambio para las operaciones de mantenimiento y reparación de los mismos.

Dos direcciones

Los trabajadores criticaron el viernes la actitud de General Motors de avanzar en dos direcciones diferentes, el desmantelamiento de Saab y el análisis de las nuevas ofertas recibidas. Así lo recogió en un comunicado IF Metall, el principal sindicato sueco.