Sufren por la caída de las acciones

Los bonos convertibles de Popular y Sabadell pierden el precio de salida

Los inversores que compraron los convertibles de Sabadell y Popular en la colocación y que quieran ahora liquidez no podrán recuperar su inversión inicial. Ambos bonos, al igual que los del Santander, lanzados en 2007, cotizan por debajo del precio de salida.

Cuatro bancos han vendido bonos obligatoriamente convertibles en acciones a sus clientes en los últimos tiempos. Santander fue el pionero, hace ahora más de dos años, y recientemente le han seguido Sabadell, que los lanzó el pasado julio, BBVA (septiembre) y Popular (octubre). Con estos híbridos, las entidades lograron reforzar la solvencia y consiguieron liquidez a precios asequibles.

El gancho del producto es su atractivo rendimiento -los de Popular y Sabadell ofrecen el 7% durante el primer año-, muy por encima de los activos sin riesgos. El problema radica en que su cotización -se negocian en el apartado de renta fija de la Bolsa- está estrechamente vinculada a la de las acciones, que han caído desde la fecha en que se vendieron los bonos. Popular y Sabadell se encontraban entonces cerca de sus máximos de 2009. Y es que estos bonos, más tarde o más temprano, tendrán que ser cambiados por títulos de renta variable de las respectivas entidades.

A cierre de ayer, sólo cotizaban por encima del precio de colocación los de BBVA (al 101,04% de su nominal). En este caso, no permiten beneficiarse de una eventual subida en Bolsa de la acción, a cambio de una mayor seguridad. Frente a los otros tres, en los que la ecuación de conversión está ya establecida, el precio de canje se fijará con las cotizaciones de las acciones en los cinco días anteriores a la fecha de canje.

El producto permite sacar partido de una eventual subida en Bolsa de los bancos

SABADELL 0,62 0,13%

El último cierre de los bonos de Popular, cuyo precio de canje es de 7,137 euros por acción, fue del 94% de su nominal. Esto implica que los inversores que compraron un bono en la colocación (de 1.000 euros de nominal cada uno) recibirían 940 euros en caso de que lo vendieran ahora. El banco retrocede en Bolsa un 14,3% desde el cierre del 23 de octubre, cuando fueron emitidos los convertibles.

Los bonos de la entidad presidida por Ángel Ron ofrecen un rendimiento del 7% anual durante el primer año y del euríbor a tres meses más el 4% durante los tres siguientes. Abonarán el primer cupón el próximo 23 de enero, que ascenderá a unos 17,5 euros por bono.

Los canjeables de Sabadell también han perdido en Bolsa el precio al que se colocaron. Ayer concluyeron al 88,55% de su nominal, lo que supone que los inversores recibirían ahora 885 euros por cada 1.000 (el nominal) que invirtieron. Los bonistas recibieron el pasado 21 de octubre la primera remuneración, de unos 17,5 euros por bono, lo que contrarresta las minusvalías latentes. Al igual que los de Popular, rentan un 7% anual el primer año, aunque en los siguientes ejercicios los del Sabadell dan el euríbor a tres meses más un 4,5%. Su precio de canje es de 4,983 euros por acción.

También los convertibles de Santander cotizan por debajo del precio de salida, al 84,98% de su nominal, de 5.000 euros. Si bien, hay que tener en cuenta que los bonistas se han embolsado cupones por un importe total de unos 700 euros por bono, lo que casi anula las pérdidas.

El atractivo dependerá de la evolución del euríbor

El interés de los bonos obligatoriamente obligatoriamente convertibles de Santander, Popular y Sabadell depende directamente de la evolución de los tipos de interés. De acuerdo a los futuros, el euríbor a tres meses, índice al que vinculan el rendimiento en los próximos años, se situará por encima del 1,8% a finales del presente ejercicio, según los datos de Bloomberg.

Si la recuperación económica triunfa en la zona euro, la tendencia alcista del euríbor se consolidará. Los futuros apuestan por que a finales de 2012 la referencia a tres meses se sitúe por encima del 3,2%. Los diferenciales que añaden cada una de las entidades oscilan entre el 2,75% de Santander y el 4,5% del Sabadell. Mientras, la rentabilidad por dividendo de estos tres bancos se situará entre el 4% y el 6% para los próximos ejercicios, según las estimaciones de FactSet.