Planes de futuro

Don Piso abrirá 95 locales en tres años e invertirá 5,5 millones

Tras desvincularse de Habitat, prevé lograr un beneficio de 10 millones

Después de meses más que turbulentos, las inmobiliarias empiezan a ver el horizonte más despejado. æpermil;se parece ser el caso de Don Piso que acaba de desvelar sus planes de futuro después de volver a manos de sus fundadores.

En los próximos tres años, la inmobiliaria prevé abrir 95 oficinas comerciales y alcanzar una facturación de 66 millones de euros. "La situación del sector inmobiliario no es la que a todos nos gustaría, pero es mejor que hace un año", argumenta su subdirector general, Emiliano Bermúdez.

De cumplir sus planes, Don Piso invertirá alrededor de 5,5 millones y tendrá abiertos 150 puntos de venta, de los que el 80% serán franquicias y estarán situados fundamentalmente en las principales capitales. "El sector que tocamos, el de producto urbano de segunda mano, se está sosteniendo desde el pasado verano y pensamos que va a seguir así porque las entidades financieras van a empezar a abrir el grifo", asegura Bermúdez.

"Ahora hay gente que no necesita un 90% de financiación como antes, sino un 60% y se han dado cuenta de que los precios para esa vivienda urbana de segunda mano no tienen tanto recorrido a la baja porque ya han bajado un 30%", argumenta el directivo de Don Piso.

Después de desvincularse de Habitat el pasado julio, Don Piso cuenta actualmente con 74 franquicias. "El equipo directivo ha vuelto porque cree en este proyecto". 2009 lo han cerrado con un beneficio de 100.000 euros que esperan multiplicar por 10 en 2010 y alcanzar unos ingresos de 15 millones.

El responsable de la expansión de Don Piso señala, además, que la financiación para este plan de expansión se realizará a través de fondos propios y financieros y que estos últimos están garantizados para los próximos dos años.

El sector reduce un 50% el número de tiendas

El desplome del mercado inmobiliario se ha llevado por delante a más de la mitad de los establecimientos dedicados a la compraventa de viviendas y locales. "El 50% o 60% de las agencias de venta ha desaparecido porque había una clara sobreexplotación, en eso la situación está más normalizada", asegura el subdirector de Don Piso. Una sangría de cierres en la que también se ha visto inmersa la empresa barcelonesa que, desde que se inició la crisis, ha tenido que cerrar 150 locales, el mismo número de aperturas que tiene previsto alcanzar en 2012. Bermúdez apunta que una de las claves para lograr este objetivo será captar franquiciadores independientes que ahora están pasando malos momentos.