Incluirá el nuevo convenio de los controladores

AENA propone un control aéreo de "bajo coste" para 33 aeropuertos pequeños

AENA ha propuesto la creación de un "control aéreo de bajo coste" para los 33 aeropuertos que tienen menos de 50.000 operaciones anuales. El propietario de la red de aeródromos públicos quiere incorporar esta modalidad al nuevo convenio colectivo de los controladores.

AENA propone un control aéreo de "bajo coste" para 33 aeropuertos pequeños
AENA propone un control aéreo de "bajo coste" para 33 aeropuertos pequeños

La empresa propietaria de la red pública de aeropuertos españoles ha puesto encima de lamesa de negociación del nuevo convenio de su colectivo de controladores una propuesta de calado. AENA quiere que en los 33 aeródromos con menos tráfico de la red se habilite una fórmula de control aéreo de "bajos costes".

La red nacional que gestiona AENA cuenta con un total de 48 aeródromos de los que únicamente 15 superaron en 2008 las 50.000 operaciones anuales. Se trata de Madrid-Barajas, Barcelona, Palma de Mallorca, Málaga, Gran Canaria, Valencia, Alicante, Tenerife Norte, Sevilla, Bilbao, Tenerife Sur, Ibiza, Lanzarote, Madrid-Cuatro Vientos y Jerez. Si la propuesta de AENA llegase a prosperar, sólo estos aeródromos mantendrán el sistema de control tal como se ha regulado hasta la fecha.

Entre los aeropuertos de bajo tráfico, para los que se propone un control aéreo de bajo coste se encuentran, entre otros, los de Vigo, Santiago de Compostela, Gerona, Zaragoza, Vitoria, A Coruña, Santander, etc.

Las dos partes implicadas en el contencioso para la renovación del convenio colectivo de los 2.400 controladores civiles, que ha provocado serias alteraciones en el tráfico aéreo nacional durante el último mes y, en especial durante las vacaciones de Navidad, han confirmado la formalización de una propuesta de estas características.

AENA ha explicado que la creación de este nuevo modelo de control aéreo "de bajo coste" para aeropuertos pequeños excluye la aplicación en su red de la fórmula de regulación del tráfico aéreo conocida como AFIS (Servicio de Información de Vuelo de Aeródromo). Tal modalidad, que se aplica en las instalaciones aéreas con poco tráfico en países como Estados Unidos, permite que los aviones despeguen o aterricen sin ayuda directa de un controlador. Eso sí, la aeronave ha debido de recibir previamente las informaciones básicas sobre el estado de la pista donde va a operar.

Desconfianza

Un portavoz del sindicato de controladores, por su parte, ha confirmado que AENA ha puesto esta oferta encima de la mesa de negociación.

USCA prefiere no valorar la situación hasta "que dispongamos de toda la información" El sindicato, no obstante desconfía de los planes de AENA sobre la implantación en los aeródromos de su red del modelo de navegación basada en el sistema AFIS. "Nos han asegurado que no tienen interés en implantarlo en España, pero es evidente que su participada Ineco está detrás de los cursos de formación de profesionales para esta actividad que se están impartiendo en España desde al pasado mes de diciembre", señalan fuentes de USCA.

Por otra parte, el sindicato de controladores asegura que mantiene contactos con el gobierno autónomo de las Islas Canarias con el fin de "hacerle participe de una información exhaustiva que demuestra que los controladores aéreos no ha sido los responsables" de los serios trastornos que han vivido los aeropuertos del archipiélago durante el último mes.

AENA y los controladores han quedado el próximo lunes para reemprender las negociaciones del nuevo convenio colectivo.

Profesionales de segunda categoría

La formación de controladores aéreos en el sistema AFIS (al margen del colectivo que integran los profesionales del control de AENA), en los cursos que imparte el European College of Aeronautics (Adventia), se ha convertido en uno de los componentes más calientes del conflicto. Desde el pasado 7 de diciembre Adventia imparte cursos cuyo objetivo es la habilitación de sus alumnos en ese tipo de control de navegación aérea para aeropuertos de muy baja densidad de tráfico denominado AFIS. Los requisitos demandados a los aspirantes a conseguir el acceso a este curso incluyen "un nivel de inglés alto y conocimientos de fraseología aeronáutica". La duración de la formación es de siete semanas. AENA ha negado taxativamente que vaya a utilizar el sistema AFIS en sus aeropuertos y señala que los nuevos profesionales formados por Adventia pueden estar destinados a los aeródromos privados que han comenzado o van a comenzar a operar en España, tales como el de Ciudad Real o el de Castellón.