Coyuntura

La actividad comercial se contrae en España al ritmo más fuerte en cinco meses

Las condiciones de la actividad comercial en España volvieron a empeorar en diciembre al caer al ritmo más fuerte en cinco meses y tanto los nuevos pedidos como el empleo disminuyeron de nuevo, según el índice PMI elaborado por Markit Economics.

Según este índice, la actividad comercial en España ha registrado una contracción ininterrumpida durante los últimos dos años y el empleo ha caído desde marzo de 2008, especialmente en el sector de los Hoteles y Restaurantes.

De los países de la zona euro que cubre el estudio, España fue el único que en diciembre registró una disminución más fuerte de la actividad respecto a noviembre.

En el último mes del año, además, los precios cobrados se redujeron fuertemente a pesar de que los costes aumentaron por quinto mes consecutivo.

El PMI, que se basa en una pregunta a las empresas sobre su nivel de actividad real a mediados de mes comparado con el mes anterior, se situó en diciembre en 45 puntos frente a los 46,1 registrados en noviembre.

El pasado mes, sólo el sector de Correos y Telecomunicaciones aumentó su actividad, mientras que los otros cinco sectores que cubre el estudio la redujeron, especialmente el sector de Hoteles y Restaurantes, debido al exceso de oferta.

Como consecuencia de la menor demanda, los pedidos de las empresas disminuyeron por vigésimo séptimo mes consecutivo y a un ritmo "importante".

En cuanto a los costes de las empresas del sector servicios, aumentaron por quinto mes consecutivo ya que el fuerte control de gastos no pudo impedir un pequeño aumento de los precios medios, especialmente por la subida de los salarios.

A pesar de dicho aumento en los costes, las empresas tuvieron que recortar los precios y no pudieron trasladar los costes a sus clientes por la contracción de la demanda y la competencia.

Así, los precios cobrados han disminuido ininterrumpidamente desde agosto de 2008.

No obstante, y aunque permaneció más débil que la media a largo plazo de la serie, el grado de optimismo registrado en diciembre fue el más alto en cuatro meses.

Según el estudio, las empresas del sector siguen confiando en que la actividad comercial aumentará durante este año y algunas de ellas prevén que la economía española empezará a recuperase en 2010.

Esta información contrasta con los datos de la zona euro, donde la actividad y los nuevos pedidos registraron sus ritmos más fuertes de crecimiento desde noviembre de 2007.

El Índice de Actividad Comercial en este área aumentó a 53,6 puntos en diciembre, frente a los 53 de noviembre, aunque la actividad ha sido diferente según el país.

Francia registró el ritmo más fuerte de crecimiento en diciembre, seguido de Italia, mientras que en Alemania se fortaleció y alcanzó el máximo en cuatro meses.

Del lado contrario, la actividad en Irlanda se contrajo por vigésimo tercer mes consecutivo, aunque este descenso fue el más débil del periodo.

Los pedidos de la zona euro crecieron por cuarto mes consecutivo, especialmente en Francia, Italia y Alemania, y bajaron en Irlanda y España, aunque a un ritmo menor que en noviembre.

En cuanto al empleo, en diciembre continuó reduciéndose en la zona euro, aunque el ritmo de la caída fue el más lento desde agosto, mientras que los pedidos pendientes disminuyeron por vigésimo segundo mes consecutivo en diciembre.

Con respecto a la confianza, el estudio apunta que las empresas europeas se mantuvieron bastante optimistas en diciembre respecto a su actividad para el próximo año y el grado de confianza fue mayor que en noviembre.