La tasa anual más baja de su historia

El IPC armonizado sube cinco décimas en diciembre y cierra 2009 en el 0,9% interanual

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) en España cerró el año 2009 en positivo al situarse en el 0,9%, lo que supone una subida de medio punto porcentual en su tasa anual frente al 0,4% del mes de noviembre y el nivel más bajo de un cierre de año de toda la serie histórica, que comenzó a elaborarse en 1997, según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, el IPCA encadena dos meses en tasas positivas tras una senda de ocho meses en negativo. En concreto, el IPCA entró por primera vez en tasas negativas el pasado mes de marzo y alcanzó su mínimo histórico en julio, con una tasa del -1,4%. Desde el mes de agosto, el indicador moderó su caída por debajo del 1% y en octubre se situó en el -0,7%.

El Gobierno ha descartado en todo momento un proceso de deflación y ha mantenido que el índice de precios cerraría el año con tasas positivas. Así, tras conocerse el dato del mes de noviembre, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró que el regreso a tasas interanuales positivas del IPC suponía su "normalización" tras el "episodio temporal" de "desaceleración de precios" y auguró incrementos "moderados" de la inflación para los próximos meses.

Concretamente, Campa aseguró entonces que de mantenerse en los meses siguientes la moderación del coste de la energía, los precios podrían cerrar el año incluso con un crecimiento cercano al 1%.

El dato definitivo se conocerá el día 14

Hasta que se conozcan los datos definitivos, el próximo día 14, todo indica que el IPC cerró el año en positivo debido, sobre todo, al efecto base de los precios de la energía, que a finales del pasado año casi duplicaban a los del mismo periodo de 2008. Así, el precio medio del barril Brent de petróleo -de referencia en Europa- fue en diciembre de 75,21 dólares, frente a los 43,05 que costaba en el mismo mes de 2008.

El IPC armonizado, que sirve después a Eurostat para incorporarlo al cálculo del índice de inflación en la Unión Europea, proporciona un avance de cómo evolucionaron los precios en España durante el mes de noviembre. Su publicación responde a la política de Eurostat y del Banco Central Europeo (BCE) de ofrecer datos equiparables en tiempo y calidad a los producidos en Estados Unidos.

El indicador adelantado se calcula utilizando el mismo procedimiento que el empleado para el Índice de Precios de Consumo Armonizado, pero utilizando diversos métodos de modelización estadística para estimar la información de la que aún no se dispone en el momento de su publicación.