Director de Baxter en España

Manuel Moreno: "La presión en el precio de los fármacos limita la I+D futura"

Estima que el futuro de su farmacéutica en el país pasa por ampliar su planta de Huesca. Alerta de que ajustar de más el precio de los fármacos limita la posibilidad de invertir en nuevas terapias.

"La presión en el precio de los fármacos limita la I+D futura"
"La presión en el precio de los fármacos limita la I+D futura"

Manuel Moreno (Madrid, 1956) era farmacéutico hospitalario de formación y vocación, pero ha acabado desarrollando su carrera profesional en Baxter, una farmacéutica estadounidense especializada en terapias y productos para la hemofilia, el cáncer o las enfermedades renales de uso mayoritario en el ámbito hospitalario. La empresa en España tiene unos 700 empleados, la mayor parte en su fábrica de Sabiñánigo (Huesca), y factura unos 150 millones de euros, lo que supone "alrededor del 5% de las ventas de la compañía a nivel europeo", explica Moreno. "Independientemente del peso en facturación, España está entre los cinco grandes de la región europea", destaca el directivo. Recalca, además, que, pese a ser una "compañía americana, más del 50% de los ingresos ya se realizan fuera de EE UU. Europa representa un tercio de estas ventas".

¿Cuáles son sus previsiones de crecimiento en este entorno de crisis?

El mercado de nuestros productos crecerá, según nuestras estimaciones, alrededor de un 5%. Nosotros prevemos que incrementaremos los ingresos sobre un 10%. Entendemos que el valor que tienen nuestros productos no se ve afectado por la crisis. Operamos en sectores muy críticos que no se pueden ver afectados por recortes presupuestarios o por los vaivenes de la economía. Además, como somos una compañía especializada en terapias, creemos que la crisis es una oportunidad para demostrar a la gente el valor de nuestras terapias, que no es sólo el coste a corto plazo sino el ahorro a largo plazo.

¿Son entonces un sector seguro en épocas difíciles?

El sector farmacéutico siempre es un seguro porque la demanda en sí misma va a seguir creciendo. El riesgo de esta industria es que, desde que patentas una molécula hasta que la sacas como fármaco al mercado, no tengas tiempo suficiente para capitalizar el dinero que has invertido en su investigación. En realidad, la presión sobre los precios en la industria farmacéutica está ralentizando el bienestar futuro. Una empresa que no tiene suficiente dinero porque sus márgenes son cada vez más estrechos, investiga menos. La presión sobre la economía hoy hace que tengamos menos expectativas de nuevas terapias a futuro.

¿Le afectan a Baxter los recortes en los precios de los fármacos que dictan desde el Ministerio de Sanidad?

En nuestro negocio de productos hospitalarios, sufrimos la presión de los precios a través de los gestores de los centros porque todo se compra por concurso. El precio no viene tan regulado por lo que diga el ministerio sino por lo que quiera el comprador. Hay mucha concurrencia en este negocio y el mercado ya fuerza el precio. Obviamente la crisis va a producir más presión sobre los concursos e igual se pondera un poco más la oferta económica que la oferta técnica pero no será exagerado.

¿Por dónde va entonces el futuro de Baxter en España?

Las multinacionales tienden cada vez a concentrar más la producción. Tenemos la ventaja de que contamos con una de las mejores plantas del mundo en la fabricación de soluciones intravenosas en envases de plástico de última generación, en Sabiñánigo. El futuro está por la expansión de esta planta. Si yo veo un área posible de potenciación de la fabricación es allí.

¿En cuánto crecería la capacidad de producción?

Ya se están haciendo planes de inversión a medio plazo para introducir máquinas y sistemas tecnológicos que aumenten la capacidad y la productividad. Se podría pasar de los 125 millones de unidades que fabricamos en la actualidad hasta los 145 o 150 millones de unidades, sólo con estas mejoras.

¿A qué mercados atienden desde esta planta?

El área geográfica abarca desde Portugal hasta Irán. Exportamos desde aquí a Europa, Oriente Medio y África. De hecho, más del 70% de la producción se exporta. Pero aún hay posibilidades de mejora, por ejemplo en las conexiones. Estamos ubicados junto a los Pirineos y para el transporte a España no tenemos problemas pero hay que mejorar las conexiones hacia Francia.

Investigación interna frente a las compras

Manuel Moreno asegura que, frente a la tendencia entre sus competidores de comprar empresas para reforzar sus carteras de producto, Baxter apuesta "por la investigación desarrollada internamente. Esto es lo que nos ha hecho líderes en nuestros segmentos". Como mucho, no descarta "la compra de pequeños negocios con terapias muy complementarias a las nuestras. Complementar áreas estratégicas más que abrir nuevos negocios".

En Baxter, "crece más el gasto en I+D de lo que suben las ventas". La compañía invierte dos millones de euros al día en estas materias, 868 millones en 2008 y mientras que sus ventas internacionales crecen a un ritmo del 6%, la inversión en I+D lo hace al 7%.

Reconoce que en las multinacionales, "la investigación se concentra en los centros de excelencia en EE UU" y que en España, sólo hacen "inversiones puntuales orientadas a mejorar la sostenibilidad, al ahorro de energía" como demuestran las placas solares de su centro logístico de Valencia o las plantas de cogeneración instaladas en Sabiñánigo. "El entorno para atraer investigación a España es complicado. Creo que hay comunidades autónomas que se están posicionando bien para atraer la I+D farmacéutica como Cataluña, en la que se están creando foros para analizar necesidades o industria auxiliar experta en I+D y otras en las que esta investigación no es tan prioritaria como la Comunidad de Madrid", afirma.