Efectos de la crisis

Lloyds España alcanza un preacuerdo con los sindicatos que rebaja los despidos al 29% de la plantilla

Los sindicatos han alcanzado un preacuerdo con Lloyds Bank en España que mejora las condiciones iniciales del expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por la entidad financiera y que rebaja el número inicial de empleados afectados de 189 a 145, el 29% de la plantilla.

Según fuentes de UGT, sindicato mayoritario en el banco, la aprobación de este preacuerdo dependerá del resultado de la votación de un referéndum vinculante al que está convocado toda la plantilla de Lloyds y de su filial Halifax en España el próximo día 12 de enero.

Las bajas previstas, 128 en Lloyds y 17 en Halifax, se materializarán mediante 72 prejubilaciones y 73 bajas incentivadas, que se harían efectivas durante tres años, hasta el fin de 2012.

El preacuerdo respecto al ERE, sobre el que han discutido los trabajadores y la empresa con la Dirección General de Trabajo, establece que las prejubilaciones se aplicarán a los trabajadores mayores de 53 años, aunque por tener una vigencia de tres años podrían acogerse a lo largo de este período los empleados que tienen actualmente 50, 51 y 52 años.

En cuanto a las condiciones económicas, los trabajadores que se van a prejubilar con 56 ó más años al acabar 2009 percibirían el 93% de su salario neto pensionable, cantidad a la que se aplicará una revisión anual efectiva del 1,75% hasta que cumplan 63 años.

El porcentaje salarial se rebajaría un punto por año, hasta llegar al 89% del salario neto que recibiría un trabajador de 53 años, con la misma revisión anual del 1,75%.

Respecto a las 73 bajas incentivadas voluntarias previstas en el plan, el preacuerdo establece un pago de 60 días por año trabajado sin límite de mensualidades, con una indemnización de 6.000 euros, para los trabajadores con edades comprendidas entre 36 y 50 años. Para los menores de 35 años, pagaría 55 días por año.

En el preacuerdo se dispone que un máximo de 58 trabajadores que se acojan a estas bajas podrían optar por "una suspensión temporal" del contrato durante dos años.

Esta modalidad consiste en que los trabajadores irían dos años al paro y para redondear su salario actual recibirían un préstamo sin intereses por un importe máximo equivalente a 45 días por año trabajado, con un límite de 42 mensualidades, que devolverían a los dos años si hubiera plaza para incorporarse al banco.

El preacuerdo también incluye que el banco continuará dotando hasta que cumplan 63 años el plan de pensiones de todos los trabajadores que ingresaron en la entidad antes del 1 de noviembre de 1986.

El pasado noviembre, la filial española del banco Lloyds, intervenido por las autoridades británicas a raíz de la crisis, presentó un ERE que afectaba a 189 trabajadores, el 40 por ciento de la plantilla.

Lloyds preveía despedir a 143 trabajadores, a los que ofrecía una compensación de 40 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades, y 46 prejubilaciones, que percibirían el 80% de su salario sin derecho a revisión.