Tendencias

Postales de la moda desde cinco capitales

Berlín, Moscú, Bombay, Nueva York y Tokio son los oráculos de lo 'cool'

Las calles encierran muchas de las claves de la moda que llenará los escaparates comerciales algún día. El vestuario y los accesorios, los peinados, los usos y costumbres en la cosmética y el maquillaje... en resumen, el estilo del mañana, está ya entre nosotros, aunque encubierto.

Bajo esa convicción, los cazadores de tendencias (cool hunters) exploran los entramados anónimos de las ciudades y de sus gentes, analizan los universos del boca a boca, toman nota de los bares más exclusivos o de los personajes con más tirón, resumen las actitudes y las hacen llegar a la industria, para que ésta las devuelva como productos, previo pago de su importe. Es un mecanismo habitual, en el que algunas urbes tienen más influencia que otras. Según el equipo de WGSN (Worth Global Style Network), que trabaja en la predicción de tendencias de diseño y retail, cinco ciudades ganan hoy la partida: Berlín, Moscú, Bombay, Nueva York y Tokio son las capitales de la moda.

Berlín

Las nuevas pautas de estilo emanan de las propias ciudades y de sus habitantes

l El veinte aniversario de la caída del muro ha incrementado su protagonismo en 2009, pero Berlín ya estaba en el foco de lo cool desde hacía algunos años. Su estética fuertemente industrial, aderezada con un estilo musical genuino que pega fuerte, ha servido de inspiración para algunas de las marcas más punteras del panorama internacional. Los analistas de WGSN apuntan cuatro diseñadores noveles a tener presentes: Sabrina Dehoff, Sisi Wasabi, Kaviar Gauche y Leyla Piedayesh. Una visita a la capital alemana tampoco puede obviar las compras en 14oz. Su primera planta está dedicada al personal shopping, y aparece dividida en diferentes habitaciones decoradas con frescos y muebles pintorescos -desde una barra de bar antiguo hasta una cama del siglo XIX-, donde son exhibidas las prendas.

Moscú

l Los rigores económicos que impone la actual coyuntura han apartado del primer plano al lujo y a los modistas más exclusivos, pero el apetito de los moscovitas por la moda sigue resultando "voraz", según los observadores de WGSN. El resultado de esta particular circunstancia es un ambiente donde vence la inclusión y no la exclusión. Ejemplo de ello es el ánimo que instiga a los estudiantes de moda a crear sus propias firmas. Los bares boutique de algunos de los creadores locales -como Denis Simachev o Igor Chapurin- agrupan estimulantes sugerencias. El arte contemporáneo, asimismo, ha irrumpido con fuerza y empieza a generar pautas. En 2009, la metrópolis del Este europeo celebró su primera Bienal de Arte.

Bombay

l Lo tradicional y lo vanguardista. Ambos estilos son invocados en el buen hacer de los diseñadores procedentes de India, que con acierto entremezclan la herencia estética con la innovación artística en piezas glamourosas y coloristas. El éxito mundial del cine de Bollywood -convertido en el mayor centro de producción fílmica- ha ayudado a la cultura y al diseño del subcontinente asiático a traspasar fronteras y a llamar la atención sobre la riqueza de matices de esta tierra. India conquista, pues, el eje geográfico de la moda, colándose en la lista de los puntos en ebullición. No en vano, Vogue ahora tiene su propia edición allí y Topshop y Topman han trazado ambiciosos planes de expansión en el país.

Nueva York

l Es una imprescindible en el ranking -con París y Milán, pasarelas de referencia-. La más cosmopolita de las urbes ha ejercido el papel de instauradora de tendencias tradicionalmente. Y sus dotes siguen vigentes. El equipo de WGSN dice que el desplome financiero -Wall Street ocupa el corazón de Manhattan- y la recesión han traído efectos. Y también oportunidades únicas: eBay acaba de inaugurar su primera tienda en Nueva York. De sus calles emana la idea de que es hora de retirar a Carrie Bradshaw (personaje principal de la serie televisiva Sex and the City y fashion victim por definición), para abrir nuevos horizontes.

Las mujeres de La Gran Manzana, no obstante, siguen obsesionadas por los tratamientos de belleza. West Village alberga un buen número de tiendas con los más modernos cuidados para la piel.

Tokio

l El esmero por el detalle, así como la originalidad desbordante de los jóvenes -de manifiesto en las múltiples tribus que pueblan sus calles-, deja una impronta fresca y única en las recetas que nacen de la capital japonesa, templo de lo ultramoderno y escala necesaria para quienes aspiren a ir a la última. Además del barrio Harajuku, para los cool hunters de WGSN son reseñables Shibuya, una zona que marca las tendencias de las colegialas; Aoyama, con selectas boutiques, y el reinventado distrito comercial de Marunouchi.

Harajuku Girls

Harajuku es un distrito de Tokio donde los sábados y los domingos, los jóvenes nipones pasean convertidos en sus personajes de manga favoritos o con atuendos victorianos. Además, el Harajuku Station es el centro más popular para realizar compras.