Abarrotan los centros comerciales

Miles de británicos se lanzan a comprar la víspera de la subida del IVA

Miles de británicos abarrotan hoy los centros comerciales del Reino Unido a fin de adquirir bienes antes de la proyectada subida, el primero de enero, del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), rebajado al 15% en el 2008 en un intento de reactivar el consumo.

Con el comienzo del nuevo año, el IVA vuelve a su nivel de antes de la crisis, cuando estaba en el 17,5 por ciento, lo que conllevará un encarecimiento de los productos de venta al detalle.

El ministro británico de Economía, Alistair Darling, anunció la rebaja del impuesto indirecto en el presupuesto presentado el 24 de noviembre del año pasado, como medida para reanimar el comercio, muy golpeado por la crisis. Ya entonces señaló que la medida era provisional y que acabaría en el 2010.

Según el Consorcio británico de minoristas, es posible que algunas grandes empresas decidan asumir ellas mismas el incremento fiscal, en lugar de subir los precios.

Por otra parte, la asociación alerta de que el ajuste de los precios, incluyendo la modificación de las etiquetas en las tiendas y los cambios informáticos y de contabilidad, conllevará un gasto de unos cien millones de libras para la industria (112 millones de euros, 160 millones de dólares).

La rebaja temporal en un 2,5 por ciento del IVA, criticada en su momento por la oposición, que la consideraba innecesaria, le costó al Gobierno del Reino Unido dejar de ingresar unos 12.500 millones de libras (13.982 millones de euros, 20.000 millones de dólares).

El Consorcio advirtió hoy de que un hipotético aumento después de las elecciones previstas para mayo o junio del 2010 podría tener un efecto devastador para el sector.