Supera a la británica por primera vez

Telefónica bate a Vodafone y se erige en líder de la banda ancha móvil

Telefónica es el líder del mercado español en telefonía fija, banda ancha y móvil. Pero no lo es en todos los segmentos de estos negocios. En banda ancha móvil, Vodafone tomó la delantera y estuvo a la cabeza durante años. Ahora, también este bastión ha caído. En el tercer trimestre, Telefónica ha superado a la británica por primera vez en conexiones dedicadas.

Es el negocio que más crece, tanto en ingresos como en penetración. Y su potencial está por explotar. Se trata de la banda ancha móvil, la conexión a internet sin sujeción a cables ni a routers wifi, posible en cualquier lugar desde el portátil gracias a un modem o una datacard. Las operadoras han desatado una guerra feroz por liderar este negocio, que se ha recrudecido ahora, con el resto del mercado de telecos en retroceso por primera vez en su historia y los clientes recortando el consumo.

Pero al contrario de lo que ha sucedido en todos los campos de las telecomunicaciones, la ganadora de esta guerra ha sido siempre Vodafone. Entendió antes la importancia de la banda ancha móvil y se lanzó a por ella. Mes a mes, la filial española de la teleco británica cerraba con mejores cifras que su rival, Telefónica, y su crecimiento era superior.

Este liderazgo acaba de terminar. Vodafone mantenía una distancia considerable en la primera mitad del año, pero Telefónica ha pisado el acelerador de tal forma en el tercer trimestre que ha conseguido superar a su competidor y ponerse a la cabeza del mercado de banda ancha móvil por primera vez.

TELEFÓNICA 3,50 0,66%

Fortaleza en clientes empresariales

Lo ha hecho gracias a su apuesta por los usuarios corporativos; por las empresas, donde Telefónica tiene casi 190.000 clientes más que Vodafone. En nueve meses, la compañía que opera con la marca Movistar ha firmado más de 100.000 nuevos usuarios empresariales, frente a menos de 13.500 de su rival, lo que le ha permitido llegar al podio.

En total, Telefónica tiene ahora 665.537 clientes de banda ancha móvil con acceso dedicado -usan datacards o modems para conectarse-, frente a 640.402 de Vodafone, según los datos a cierre del tercer trimestre publicados por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Tres meses antes, Vodafone le sacaba 124.000 abonados a Telefónica.

Estos números pueden parecer escasos si se tiene en cuenta que hay millones de abonados con terminales de móvil con capacidad 3G. Solo Telefónica tiene 8,3 millones. Los de Vodafone se desconocen, porque ha dejado de dar los datos. Sin embargo, la CMT computa exclusivamente el número de datacards y modems para medir la banda ancha móvil, porque para ella lo que cuentan son los accesos dedicados, las líneas que sólo sirven para internet. Un móvil 3G puede navegar por la red, pero también puede hacerlo de forma esporádica o nunca.

Otra de las claves que ha conseguido poner a Telefónica a la cabeza de este segmento ha sido su incursión en el prepago; la posibilidad de conectarse a internet desde un portátil sin ataduras de contratos. Los operadores virtuales han descubierto el filón y están apostando por él, pero también lo hace Telefónica.

En esta modalidad, sin embargo, Vodafone está en primer lugar, al igual que entre los usuarios particulares, donde le saca a Telefónica más de 100.000. A pie de calle, por tanto, Vodafone sigue líder, pero los clientes empresariales, los de más calidad, han logrado inclinar la balanza total hacia Telefónica.

El doble de altas que el ADSL y el cable juntos

La banda ancha tradicional sigue siendo la forma preferida de conexión a internet de los españoles. A cierre de septiembre, había 9,66 millones de líneas de ADSL o cable en el país, frente a 1,72 millones de banda ancha móvil, siguiendo las cifras y los criterios de la CMT. La distancia entre una y otra modalidad, por tanto, es elevada, pero no lo será siempre y menos si se tiene en cuenta el ritmo de crecimiento de la conexión a internet en movilidad.

La banda ancha móvil consiguió un hito en el primer trimestre del año: el número de altas superó con holgura a las de la banda ancha fija. Había pasado por poco una vez antes, pero sólo a partir de 2009 esta tendencia se ha convertido en una constante. Y el crecimiento de la conexión celular ha ido a más, hasta el punto de que en el tercer trimestre de este año se firmaron el doble de altas en banda ancha móvil que en ADSL y cable juntos: 244.834 de la primera frente a 117.049 de la segunda.

Una de las claves de este crecimiento está en que la banda ancha móvil está eliminando las barreras que la separaban de la fija. Por una parte, la cobertura está mejorando, aunque más en las grandes ciudades que fuera de ellas. Además, la velocidad ha subido mucho, hasta el punto de que las nuevas ofertas de Telefónica y Vodafone son más rápidas que sus comparables de banda ancha fija. El último escollo por derribar es el precio, que sigue siendo más alto.

Contraataque

La británica apuesta por la conexión sin límite de descarga

-En la guerra sin cuartel que libran las operadoras por ganar clientes de banda ancha móvil, Vodafone dio en diciembre un salto cualitativo.

-Una de las principales limitaciones del internet móvil frente al ADSL o al cable son los topes a la capacidad de descarga. A partir de un determinado volumen, la velocidad de navegación cae en picado para evitar colapsar la red.

-Vodafone ha eliminado esta limitación. Lo hizo en diciembre gracias a una mejora tecnológica en su red. Así, los clientes podrán hacer descargas sin límite y la velocidad sólo se reducirá a partir de una determinada cuantía si hay saturación en la red.