Pide reflexión

Blanco lamenta la "incomprensión" del sector "privilegiado" de los controladores aéreos

El ministro de Fomento, José Blanco, lamentó hoy la "incomprensión" por parte de los controladores aéreos, un sector que considera "privilegiado" en España, y se mostró contrario a las presuntas huelgas encubiertas realizadas por el colectivo, porque "no favorecen en nada" el proceso de negociación del nuevo convenio colectivo.

El exministro de Fomento, José Blanco.
El exministro de Fomento, José Blanco.

En declaraciones realizadas durante una entrevista a la cadena Ser, Blanco recordó los problemas registrados durante la jornada de ayer en los aeropuertos de Canarias, sobre todo en el de Las Palmas, y aclaró que en los mismos confluyeron dos circunstancias, por un lado las condiciones del temporal y por el otro "lo que se viene a llamar una 'huelga encubierta' de los controladores aéreos".

"Estas huelgas encubiertas no favorecen para nada el proceso de negociación y yo pido reflexión a un sector que goza de privilegios y que se debería tratar de ordenar para garantizar viabilidad y futuro", señaló el ministro, quien, no obstante, tiene intención de "seguir dialogando" con los controladores aéreos.

Sueldos de 370.000 euros al año

Blanco recordó que el controlador español que menos cobra es retribuido con 370.000 euros al año, más de doble de la media de la UE, y subrayó que el propio sector tiene la gestión del trabajo según el convenio, lo que dificulta que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) "pueda gestionar con más eficacia o de otra forma el trabajo en relación con los controladores".

Estas circunstancias constituyen "un inconveniente" para hacer del sistema aeroportuario español un sector "competitivo y eficiente" y repercute directamente sobre las tasas de navegación aérea de España, que tal y como reclaman las asociaciones de aerolíneas son las mas elevadas de Europa.

Además, Blanco subrayó que la situación privilegiada del sector repercute también en el déficit de Aena, ya que los ingresos generados "no son suficientes" pata cubrir los costes relativos al control aéreo.

"Esto hace nuestro modelo poco eficiente y poco competitivo. A través de la negociación se está haciendo un planteamiento para revisar esta situación y poder estar homologados en salarios y eficiencias a la media de la UE", explicó el ministro, quien lamentó la "incomprensión" en el sector de los controladores en el marco de la revisión del convenio que vence el próximo 1 de abril, que está ocasionando "trastornos" al conjunto de los ciudadanos por los perjuicios ocasionados por las presuntas huelgas encubiertas.

"Tengo intención de seguir dialogando, pero también de buscar fórmulas para resolver un problema que preocupa a un sector que pierde competitividad", concluyó el ministro.

Aena denunció ayer que la "falta intencionada" de los controladores aéreos agravó los retrasos en los aeropuertos españoles, y señaló al sindicato USCA por "utilizar a los pasajeros" como medida de presión para mantener sus "privilegiadas condiciones de trabajo en la negociación del nuevo convenio colectivo".