Punto y final a su plan

Gas Natural pone fin a las desinversiones con la venta de algunos activos en México

Gas Natural ha puesto punto y final a su plan de desinversiones para reducir la deuda generada por la compra de Unión Fenosa tras firmar el jueves la venta de parte de sus activos en México a las empresas japonesas Mitsui & Co y Tokyo Gas Co (TGC). Con este movimiento, que incluye cinco plantas de generación eléctrica que suman una potencia de 2.233 MW, además del gasoducto del Río y la sociedad de servicios Compañía Mexicana de Gerencia y Operación, el grupo energético español ya se ha desprendido de activos por valor de 3.600 millones de euros.

En la operación, pendiente de aprobación por parte de las autoridades mexicanas, participarán varias compañías controladas por Mitsui y TGC, que alcanzarán una participación del 76% en los activos, mediante una ampliación de capital que tendrá lugar a principios de 2010 y que diluirá la participación de la gasista. Durante 2010, ambas firmas niponas podrán ejecutar una opción de compra sobre el 24% restante.

El valor empresarial total de la operación (recursos propios y deuda) asciende a unos 1.225 millones de dólares (853 millones de euros). Además, Gas Natural ingresará otros 240 millones de dólares en efectivo por el reembolso de aportaciones y deudas. Tras esta operación, que supone desprenderse de activos comprados a EDF y Mitsubishi en 2007 y que no aportará a la gasista "plusvalías significativas", a Gas Natural sólo le queda pendiente una desinversión regulatoria de 2.000 MW de ciclos combinados en España.

NATURGY 16,37 1,80%