Atajan la posible crisis

Moscú y Kiev firmaran un acuerdo para que el petróleo ruso siga llegando a Europa

Rusia y Ucrania atajaron hoy una posible crisis en el suministro de petróleo ruso a los países europeos y acordaron firmar un nuevo acuerdo de tránsito antes de que termine 2009.

"Las posturas de ambas partes se han aproximado y en principio se han formulado los parámetros que garantizan los suministros a largo plazo para los consumidores europeos", aseguró Irina Yesípova, portavoz del ministerio de Energía ruso.

Yesípova añadió, según las agencias rusas, que el acuerdo de tránsito, que busca "garantizar suministros de petróleo estables y fiables", será sellado "en un par de días, en cualquier caso antes de que concluya 2009".

Rusia confía en que "las fiestas transcurran sin interrupciones y situaciones desagradables", apuntó.

El ministerio de Energía ucraniano también confirmó que ambas partes han alcanzado un acuerdo preliminar de tránsito tras la conversación mantenida por los titulares ruso, Serguéi Shmatkó, y ucraniano, Yuri Prodan.

Las autoridades eslovacas informaron hoy de que "en una carta recibida por la Comisión Europea, se advierte de que Rusia ha anunciado la posibilidad de suspender el suministro de petróleo a tres países de la Unión Europea: Eslovaquia, Hungría y República Checa".

Seguidamente, Kiev afirmó que, aunque no se alcanzara un acuerdo con Rusia, Ucrania no obstaculizaría el tránsito de petróleo ruso hacia Europa.

"Ucrania está dispuesta a garantizar el tránsito y no lo suspenderá. Lo corroboramos. Aquí hay mucha especulación política", aseguró Bogdán Sokolovski, asesor del presidente ucraniano para asuntos de seguridad energética, a la agencia Interfax-Ucrania.

Sokolovski recordó que el contrato suscrito por ambas partes y que está en vigor hasta 2019 contempla la posibilidad de modificar los parámetros del tránsito del crudo ruso a través del oleoducto "Druzhba" (Amistad).

El ramal sur de ese oleoducto cruza los territorios de la República Checa, Eslovaquia y Hungría, precisamente los países que podrían verse afectados por un posible corte ruso.

El consorcio estatal ucraniano Ukrtransnafta, que tiene el monopolio de los oleoductos en ese país, anunció su intención de revisar las tarifas del tránsito del carburante ruso.

"El actual contrato se firmó en 2004. Ucrania quiere cambiarlo", aseguró Serguéi Zinkevich, un portavoz de Ukrtransnafta.

La compañía ucraniana asegura que "iniciará el aumento de la tarifa del tránsito de petróleo en 2010 debido al crecimiento de la inflación y la reducción de los volúmenes de suministro de crudo en los últimos años".