Apuesta por EE UU

ACS busca negocio en California tras comprar la constructora Pulice en EE UU

La apuesta de ACS por EE UU se reafirmó ayer con la compra de una constructora en Arizona llamada Pulice. En un país en el que el sector está fuertemente atomizado, el grupo que preside Florentino Pérez se ha hecho con el mayor contratista del Departamento de Transportes de Arizona en los últimos cinco años.

La operación se ha cerrado a través de la filial Dragados Construction USA en 113,9 millones de dólares (unos 80 millones de euros). Entre las derivadas de negocio destaca la posibilidad de operar tanto en la citada Arizona, como en Utah, Nevada y California, estados en los que Pulice tiene calificación para participar en concursos de obra pública.

La nueva filial de ACS facturó 244,3 millones de dólares en 2008; su Ebitda es de 27,2 millones; el beneficio antes de impuestos ascendió a 18,8 millones y la deuda neta alcanza los 28,9 millones de dólares. La firma, de base familiar, fundada en 1956 y especializada en carreteras, tiene una cartera de obra de 139 millones de dólares.

ACS 33,35 -1,30%

Proyecto millonario

Más allá de las cifras que declara Pulice, ACS ha actuado movida por su interés en proyectos en la zona sur y costa oeste de EE UU. Entre ellos, el del AVE californiano. La española lleva meses madurando la idea de abrir oficina en California y con esta nueva incorporación se hace con licencia para acudir a licitaciones del departamento de Transportes de California. Se espera que el corredor ferroviario de 1.100 kilómetros entre Los Ángeles y San Diego comience a licitarse en 2010 y sea el primero de alta velocidad en operar en EE UU en 2019, tras una inversión de unos 40.000 millones de dólares con parte de participación privada.

ACS entró en EE UU en 2006 y compró su primera constructora local, Schiavone, en los últimos días de 2007. Pagó por ella 150 millones de dólares y absorbió una cartera de proyectos valorada en 800 millones de dólares. La operación le dio volumen en la costa Este, donde cuenta con importantes contratos en Nueva York y Florida.

La acción cerró en 34,26 euros, con un ascenso del 1,18% que situó a ACS entre los mejores valores del día.