No habrá despidos

Ikea asegura que mantendrá la plantilla en el centro de San Sebastián de los Reyes

Ikea aseguró hoy que mantendrá la plantilla de su tienda en San Sebastián de los Reyes (Madrid), donde, según precisó, ha iniciado un proceso de ajuste de horarios y turnos para "ofrecer mejor servicio a los clientes".

Fachada de una tienda de Ikea
Fachada de una tienda de Ikea

"La tienda de Ikea en San Sebastián de los Reyes ha iniciado un proceso para redistribuir las horas anuales entre sus trabajadores, en el que se garantizan todos los empleos y por tanto se mantienen los 550 puestos de trabajo existentes en el centro", informó hoy la multinacional sueca en un comunicado.

La empresa salía así al paso de la denuncia de sindicatos, que afirman que la compañía pretende aplicar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) encubierto, con una reestructuración de plantilla en este establecimiento que afectará a unos 175 trabajadores, el 31,8% del total.

Ikea explicó que, cada año, el 1 de marzo, entrega a toda su plantilla en España la planificación horaria anual, para lo que revisa las necesidades de cada tienda con el propósito de adaptarse a sus visitantes y ofrecer "el mejor servicio".

"El proceso emprendido en la tienda de San Sebastián de los Reyes forma parte de esta política de planificación y, desde su inicio, se está realizando de forma totalmente transparente y consensuada con empleados y organizaciones sindicales", afirmó la cadena de tiendas de muebles y decoración.

Adaptación a flujos de visitas

De acuerdo con este análisis de las necesidades concretas de la tienda, "se busca adaptar los horarios y disponibilidad de los trabajadores a las ventas y flujo de visitantes".

Con esta iniciativa, la compañía señala que los empleados podrán además optar a los puestos, departamentos y horarios que más les interesen, así como acceder a nuevos puestos.

Ikea Ibérica remarcó que durante el año 2009 su plantilla ha crecido de 7.500 a 7.800 empleados, a pesar de la situación económica actual, al tiempo que recordó que está creando nuevos puestos de trabajo para sus futuras tiendas de Jerez de la Frontera (Cádiz) y La Coruña. Asimismo, destacó que el 80% de la plantilla tiene contratos indefinidos, "una cifra superior a la media del sector".

Concurso interno

Según fuentes sindicales, la compañía sacará a concurso interno puestos de trabajo que ya están cubiertos con contratos indefinidos, por los cuales los propios trabajadores tendrán que pujar para mantener su propio puesto o acceder a otro mejor, tal y como adelanta hoy el diario 'La Vanguardia'.

"Ikea argumenta que quiere profesionalizar la tienda y quedarse con los mejores en los mejores puestos, pero en realidad es un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) encubierto", señalaron las mismas fuentes, que explicaron que las vacantes saldrán hoy a subasta en un proceso que podría terminar el próximo mes de marzo.

Los empleados que no sean seleccionados, según agregaron, pasarán a engrosar una bolsa de de trabajo, a la espera de que salga un empleo, que será "de menor categoría y de menos horas".