Debe más de 50.000 millones de dólares

Dubai World pagará intereses mientras renegocia su deuda

Tras un primer pulso con sus acreedores, el consorcio emiratí Dubai World anunció hoy su disposición de seguir pagando los intereses de su deuda mientras llega a un acuerdo para reprogramar débitos por valor de unos 22.000 millones de dólares.

El anuncio fue hecho después de que concluyera una primera reunión entre representantes del grupo, uno de los más importantes de los Emiratos Árabes Unidos (EUA), y de entidades financieras locales e internacionales a las que Dubai World debe dinero.

En sus declaraciones, reproducidas por los medios de comunicación emiratíes, el portavoz del consorcio público, que prefirió mantener en reserva su identidad, anticipó que la negociación será larga y que se puede prolongar por "meses".

"Se pagarán los intereses a las entidades prestamistas hasta que se alcance un acuerdo de suspensión", dijo el portavoz.

Técnicamente, mientras Dubai World siga pagando los intereses y los gastos asociados con sus débitos no entra en "default", lo que le permitirá seguir trabajando con sus acreedores para llegar a una solución que convenga a todas las partes.

Dubai World debe más de 50.000 millones de dólares a entidades financieras, contratistas y entidades públicas, como parte de créditos asumidos en los últimos años para financiar sus operaciones, centradas en el sector inmobiliario y en el transporte.

De esa suma, el 25 de noviembre anunció que no podía hacer frente a los vencimientos hasta el mes de mayo próximo, por un total que luego cifró en 26.000 millones de dólares y que se han visto reducidos en unos 4.000 millones en los últimos días.

La primera reunión con los acreedores se desarrolló, en medio de fuertes medidas de seguridad, en el Al Maktum Hall del Dubai World Trade Centre, en Dubái, el principal centro financiero de Oriente Medio.

En un comunicado difundido al final de la reunión, el consorcio anunció que quiere llegar a un acuerdo para suspender los pagos de su deuda "de una maneja organizada".

En esa nota, Dubai World dijo que en la reunión de hoy había actualizado la información sobre el grupo para llegar a un acuerdo de suspensión con sus deudores, tal y como había anunciado el pasado 25 de noviembre.

"Mientras se llegue a esa suspensión exitosa, Dubai World tiene garantizado que el gobierno de Dubái (...) proveerá apoyo financiero para cubrir el capital de trabajo y los gastos de intereses para asegurar la continuidad de los proyectos", agrega el comunicado.

Hasta ahora, ha sido el Gobierno de Abu Dabi, el más rico de los siete emiratos árabes, el que puso a disposición de Dubai World, el 14 de diciembre, un total de 10.000 millones de dólares, un fondo condicionado al éxito de las negociaciones para la reestructuración.

Ese respaldo le permitió a Dubai World abonar en su plazo un bono islámico de su subsidiaria inmobiliaria Nakheel, por 4.100 millones de dólares, por lo que pudo bajar la cuenta de sus deudas con pago dudoso desde los 26.000 millones que anunció inicialmente.

Uno de los representantes de los acreedores citados por el diario "Gulf News" considera que los bancos estarán dispuestos a renegociar los términos de sus préstamos y posiblemente extender los vencimientos, "aunque todo ello ligado a un precio".

No se ha detallado cómo se distribuyen las deudas de Dubai World, pero la prensa local calcula que la mitad corresponden a instrumentos financieros y la otra mitad a facturas con contratistas y entidades oficiales.

En la primera etapa de la negociación, las partes se volcarán en la creación de un comité coordinador que, según la prensa local, incluya a los bancos británicos RBS, HSBC, Lloyds y Standard Chartered, a los que Dubai World debe 5.000 millones de dólares.

El comienzo de la negociación no ha tenido un especial impacto en los mercados bursátiles emiratíes.

El de Abu Dabi cerró esta jornada con un descenso del 0,77 por ciento en su índice general, mientras que el de Dubái acabó la sesión con un descenso del 0,18 por ciento. EFE

"