Canarias también sufrió retrasos

Los controladores provocan retrasos en Barajas en pleno puente

El conflicto de los controladores y AENA ha provocado retrasos en la operación salida del puente de la Constitución. Las dificultades se centraron en Barajas y en el tráfico canario. El propietario de los aeropuertos ha programado 20.837 vuelos para todo el puente, de los que 4.949 se concentraron en el viernes.

El primer test en el enfrentamiento entre la empresa pública propietaria de los aeropuertos españoles, y los controladores aéreos ha arrancado con una jornada en la que se ha combinado una tensa normalidad con algunas alteraciones importantes.

En la operación salida del Puente de la Constitución, culminada en su parte más gruesa hoy viernes con un total de 4.949 vuelos en todos los aeródromos de la red, el aeropuerto de Madrid y el tráfico canario se han llevado la peor parte.

El centro de control del archipiélago ha estado limitado en su capacidad con regulaciones de tráfico durante más de seis horas, según aseguraron fuentes de los controladores.

AENA, por su parte, reconoció que a media tarde de hoy se multiplicaron los retrasos en las salidas de aviones de las terminales 1, 2 y 3 del aeropuerto de Madrid-Barajas. Las demoras se han producido, según la empresa, como consecuencia del cierre de la torre de control de estas terminales. Este cierre se mantiene desde hace varios días a raíz de una denuncia por filtraciones de queroseno en la instalación realizada por el colectivo de controladores.

Fuentes de AENA no supieron cuantificar los retrasos que han provocado en la red por estos dos puntos de conflicto.

Durante los días anteriores al arranque de este largo puente, los responsables de USCA, el sindicato de los controladores, habían mantenido una intensa discusión pública con AENA en la que sostenían que la asignación de personal de control para las distintas instalaciones y los diferentes días del puente era "escasa", mientras que la empresa la calificaba de "adecuada".

La disputa tiene como marco la negociación del convenio del colectivo de 2.400 controladores. AENA ha anunciado su pretensión de reducir en un 25% los ingresos de su plantilla de control. El sindicato USCA ha respondido con la suspensión de las horas extraordinarias por parte de los trabajadores y con la aplicación estricta de los procedimientos de operación.

AENA anunció el viernes que durante los cinco días que durará el puente de la Constitución se registrarán en los aeropuertos españoles un total de 20.837 operaciones, con más de tres millones de pasajeros. El sábado el número de vuelos asciende a 3.965 mientras que los asientos se sitúan en 600.988. El domingo, los aeródromos españoles tienen programados 3.691 movimientos con 564.724 asientos y el lunes los aeropuertos de AENA alcanzarán 3.828 despegues y aterrizajes de aviones con 555.158 asientos.

Barajas registrará más de 6.500 operaciones durante el puente con un crecimiento del 3,9% en el número de pasajeros en relación a 2008. Barcelona-El Prat tendrá su jornada más complicada el próximo martes con 692.000 despegues y aterrizajes de aviones.

Más costes laborales que en Alemania y Francia

El sindicato USCA ha hecho pública en su revista ATC unos datos de Eurocontrol en los que se asegura que el colectivo español trabajó en 2007 un 47% más que sus homólogos alemanes, un 35% más que los franceses y un 25% más que los británicos e italianos.

Las compañías aéreas, en el marco del conflicto, se quejan de que los altos costes afectan a su competitividad. Según una nota de las patronales Aceta, Aeca, Ala y Aca, las compañías pagan en España la tasa de navegación aérea "más alta de Europa". En concreto esta tasa se sitúa un 48% por encima de la media de los países de Eurocontrol.

Para las empresas, "la causa de estas elevadas tasas" está en "los costes laborales medios de un controlador de AENA, que ascienden a 350.000 euros anuales". Costes que "casi triplican los de un controlador británico, francés, alemán o italiano", y destacan "muy por encima" de cualquier otro colectivo profesional. Añaden que la productividad de los controladores en España es de "las más bajas de la UE, según datos de Eurocontrol".