Problemas financieros

American Airlines y TPG ofrecen 1.100 millones de dólares para reflotar JAL

La aerolínea estadounidense American Airlines y el fondo de inversión TPG se mostraron hoy dispuestos a invertir 1.100 millones de dólares en la nipona Japan Airlines (JAL), inmersa en una grave crisis financiera, informó la agencia Kyodo.

La oferta de American Airlines y TPG -un fondo de EEUU que en 2007 presentó un proyecto de compra de Iberia al que renunció posteriormente- se produce después de que la también estadounidense Delta Air Lines ofreciera a JAL, a mediados de noviembre, una inyección de mil millones de dólares.

Tanto American Airlines como JAL pertenecen a la alianza Oneworld, en la que también están compañías como la española Iberia o British Airways, mientras que Delta pertenece al SkyTeam, grupo al que la aerolínea japonesa se pasaría en caso de aceptar la oferta de ésta.

Según Kyodo, la oferte de American Airlines y TPG ya ha sido presentada a JAL y al Gobierno japonés, que por el momento no se han pronunciado.

La oferta de American Airlines podría ascender a largo plazo a 1.800 millones de dólares, ya que a la inversión inicial de 1.100 millones se podrían sumar otros 700 en un periodo de diez años, según la agencia.

Delta y sus socios de SkyTeam han ofrecido a JAL un paquete financiero de 1.000 millones de dólares, que incluye 400 millones en capital sin derecho a voto.

La mayor compañía aérea nipona atraviesa graves problemas financieros, con unas pérdidas récord de 977 millones de euros en el primer semestre de este año fiscal.

La semana pasada, la aerolínea anunció que se había asegurado nuevos préstamos puente del estatal Banco de Desarrollo de Japón por unos 100.000 millones de yenes (755 millones de euros) que le permitirán seguir operando, a la espera de que se concluya su plan de reestructuración, previsiblemente en enero.

En la actualidad, Japón y EEUU se encuentran en negociaciones para alcanzar un acuerdo de "cielos abiertos", que concedería a los aerolíneas de los dos países más libertad para abrir nuevas rutas y elegir el número de vuelos entre ambos.