Su hijo Javier Serratosa asumirá la presidencia

Emilio Serratosa cede sus funciones ejecutivas en Nefinsa

Emilio Serratosa Ridaura, que venía desempeñando las funciones de presidente del consejo de administración de la Corporación Nefinsa, así como de la filial de aviación regional, Air Nostrum, ha decidido dejar sus puestos ejecutivos en las compañías del Grupo Nefinsa.

Emilio Serratosa permanecerá como presidente de honor de Nefinsa en reconocimiento a su dilatada trayectoria empresarial. Su hijo Javier Serratosa asumirá la presidencia tanto de Nefinsa como de Air Nostrum.

Ante la proximidad de su 73 aniversario el próximo mes de febrero, y en aplicación de las normas y recomendaciones de gobierno corporativo que propugnan el abandono de cargos ejecutivos a partir de cierta edad, Emilio Serratosa ha tomado la decisión de dejar la primera línea de la actividad empresarial a la que se ha venido dedicando a lo largo de más de 50 años.

Como consejero delegado de Valenciana de Cementos, Emilio Serratosa fue el artífice de la mayor operación corporativa realizada en Europa en el año 1992, con la venta de Valenciana de Cementos a la multinacional mexicana Cemex, unas de las principales cementeras del mundo.

Tras la desinversión en el sector del cemento, Emilio Serratosa y sus hijos canalizaron su actividad empresarial a través de Nefinsa, iniciando proyectos en sectores como la aviación regional, telefonía móvil y medioambiente.

En 1994 se inició el primer proyecto español de aviación regional con la creación de Air Nostrum, actualmente franquicia exclusiva de Iberia con una flota de 65 aviones que opera 165 rutas comerciales, con más de 350 vuelos diarios en 7 países europeos y del norte de África.

Entre los muchos otros proyectos empresariales acometidos por el grupo liderado por Emilio Serratosa cabría citar en el año 1994 la creación de Nefitel, líder en distribución nacional de telefonía móvil vendido en el año 2002. Igualmente Nefinsa participó en la creación de Gamesa, de la que llegó a tener un 21% de su capital, vendido en el año 2005, o el 20% de Colebega, la embotelladora regional de Coca-Cola.

La última gran aventura empresarial acometida por Nefinsa, en el año 2002, fue la toma de control del Grupo Uralita mediante la primera OPA no solicitada que ha tenido éxito en España. La experiencia de Emilio Serratosa junto con sus hijos resultó crucial en el diseño y ejecución de la transacción, en lo que suponía la vuelta de la familia Serratosa al mundo de los materiales de construcción que habían abandonado diez años atrás. Una vez planificada y ejecutada la operación, Emilio Serratosa no quiso tener mayor protagonismo en esta nueva aventura, cediendo a su hijo Javier la primera línea ejecutiva en el grupo Uralita.

Al frente de los negocios de la familia quedan sus hijos Javier y Gonzalo Serratosa. Javier asumirá la presidencia de Nefinsa y de Air Nostrum, mientras que Gonzalo seguirá como responsable de la gestión diaria de la corporación familiar en el cargo de Director General de Nefinsa, así como miembro de los consejos de administración de Uralita y Air Nostrum.