Análisis de valores

La nueva Ferrovial llega a Bolsa el próximo lunes

Los analistas valoran positivamente la emisión de bonos de BAA

Ferrovial dará esta semana el último paso para su fusión con Cintra y, por tanto, para la constitución del grupo resultante de la transacción. La compañía que preside Rafael del Pino concluirá el jueves, 3 de diciembre, la emisión de los nuevos títulos de la concesionaria y está previsto que ese mismo día, al cierre de la jornada bursátil, se materialice el canje accionarial -cuatro acciones de Cintra por una de Ferrovial-, que permitirá la integración de ambas compañías.

Como consecuencia, Ferrovial y Cintra dejarán de cotizar con su actual perímetro el jueves, mientras que está previsto que la nueva compañía regrese a Bolsa el lunes, ya con la totalidad de las acciones admitidas a negociación. La capitalización bursátil de Ferrovial ascenderá entonces a unos 6.000 millones de euros frente a los 4.066 millones del cierre de ayer, un 50% más.

El grupo va a contar con activos por valor de 48.200 millones de euros, una plantilla de 107.000 personas repartidas en 49 países y se prevé que las ventas estén en los 14.000 millones y el Ebitda (resultado bruto de explotación) alcance los 2.730 millones -las autopistas aportarán más de 690 millones-.

FERROVIAL 17,88 1,25%

A punto de concluir este proceso, las condiciones del canje -una prima del 27% en relación a la cotización de Cintra el día antes del anuncio de la transacción- pierden interés en favor de otros aspectos. Y lo que toma más relevancia es la proyección y las consecuencias de una operación que la consolida como uno de los gestores líderes de infraestructuras de transporte del mundo.

Desde Standard & Poor's, que recomienda comprar sus acciones, se señala que esta decisión se basa en que perciben los positivos efectos de la fusión, pese a que sea dilutiva para los accionistas. El equipo de renta variable de S&P subraya que Cintra aporta activos en infraestructuras, acceso a su liquidez, al tiempo que reduce más la dependencia de construcción. Se valora, igualmente, el esfuerzo que la dirección hace por simplificar la estructura corporativa y por reducir deuda.

Credit Suisse consideró positiva la toma del 33% de Cintra que no estaba en manos de Ferrovial, entre otros motivos, porque el mercado no había reconocido el valor real de la concesionaria.

Pero su comportamiento en Bolsa, pese a que suba un 89% hasta los 28,99 euros de ayer desde el mínimo anual de 15,32 euros del 31 de marzo, sigue marcado por una elevada volatilidad. Los acontecimientos que le conciernen, desde las negociaciones con las autoridades reguladoras de los aeropuertos británicos a la venta de Gatwick, se han ido trasladando al valor -en ocasiones como impulso, pero en otras como lastre- en los últimos meses.

Refinanciación

La compañía no ha sido juzgada por el mercado en los últimos días únicamente por el fin de esa etapa. La colocación el viernes de una emisión de bonos de BAA, su filial británica de aeropuertos, por 700 millones de libras (763 millones de euros) ha despertado también el interés de los analistas. El vencimiento de esta emisión se ha establecido en 2026, con un cupón anual fijo del 6,75%.

El equipo de análisis de Citi manifiesta que esperan que el grupo destine una parte de los ingresos a cancelar deuda bancaria ya existente, y se recuerda que cuenta con un vencimiento de 1.000 millones de libras en marzo de 2011. Destacan, además, que BAA ha acordado inyectar 500 millones de libras en London Airports para fortalecer su estructura financiera. No obstante, citan los riesgos que aún persisten en esa filial, en las inversiones en las concesiones en Estados Unidos y Canadá, así como en Budimex -su participada polaca en construcción-.

Citi concluye que algunas claves operativas, como las referidas al tráfico aéreo, están mejorando y que la brecha que separa la cotización del precio objetivo que le dan se irá estrechando.

Más compras

-Aunque persistan algunos riesgos, la mayor parte de los analistas consultados por Bloomberg -un 78,26%- aconseja comprar el valor. Entre los que sostienen esta opinión están Standard & Poor's, Interdín, BPI, Ibersecurities y La Caixa. Renta 4 le da la calificación de sobreponderar.

-Otro 8,70% de los expertos opta por mantener y el 13,04% restante por vender. En este último grupo se encuentra la firma Collins Stewart.