Redes sociales

Facebook acelera los planes de salir a Bolsa y cambia su estructura de capital

Facebook ha reestructurado su capital con la creación de acciones A y B. Un paso más de la compañía para salir a Bolsa y que consagra su control por parte de los fundadores.

Página de acceso de la red social Facebook
Página de acceso de la red social Facebook

Facebook ha dado un paso más en su camino hacia las Bolsas. La red social, que tiene más de 300 millones de usuarios en todo el mundo, ha aprobado una amplia reestructuración de su capital con la creación de dos tipos de acciones: clase A y clase B. Según explicó la compañía, los actuales títulos se convertirán en acciones B y tendrán diez votos cada una en cuestiones de gobierno corporativo. Los títulos A serían vendidos en una operación pública de venta de acciones.

Con este movimiento, los actuales accionistas, encabezados por el cofundador y consejero delegado, Mark Zuckerberg, mantendrían el control de la empresa tras la salida a Bolsa. La firma no ha precisado nunca cómo está repartido su capital. The Wall Street Journal señalaba ayer que Zuckerberg mantiene una participación de doble dígito. Otros accionistas de referencia son el cofundador Dustin Moskovitz, el inversor Peter Thiel (creador de PayPal) y el grupo de capital riesgo Accel Partners. Microsoft y la rusa DST tienen participaciones minoritarias.

Facebook parece estar siguiendo un camino similar al realizado por Google cuando debutó en el mercado en 2004. Entonces, el buscador creó una estructura de capital con acciones A y B, decisión con la que los fundadores, Larry Page y Sergey Brin, junto con el consejero delegado, Eric Schmidt, mantuvieron el control de los derechos políticos en el seno de la compañía. También empresas como Visa, Berkshire Hathaway, Ford o Echostar mantienen estructuras similares.

La red social no descarta empezar a cotizar, si bien ayer insistió en que "no tiene planes de salir a Bolsa en este momento". No obstante, buena parte de los movimientos han estado encaminados en esa dirección. En junio incorporó como director financiero a David Ebersman, que había ocupado ese puesto en la biotecnológica Genentech.

Además, la empresa ha creado fórmulas para que sus empleados vendan sus acciones. Por un lado, Facebook autorizó a principios de este año a sus trabajadores a que vendieran parte de sus acciones a la citada DST. Por otro, la empresa permitió a los empleados que vendieran títulos en mercados secundarios como SecondMarket o SharesPost.

En cualquier caso, estos movimientos han contribuido a dar indicaciones sobre cual puede ser el valor del grupo. Según el acuerdo con DST, el valor de Facebook rondaría los 6.500 millones de dólares mientras que en los mercados secundarios ha llegado a rondar los 9.500 millones. Mientras, la compañía no da muchos datos sobre su evolución. Durante el año ha señalado que en 2009 logrará cash flow positivo con un aumento de los ingresos del 70%, y su consejero Marc Andreessen indicó que el volumen de negocio llegaría a 500 millones.

Twitter frena su crecimiento mientras ajusta el negocio

Twitter, la estrella mundial del microblogging, ha frenado su crecimiento. Según datos de la medidora de audiencias Comscore citados por la publicación Techcrunch, la compañía alcanzó los 58,4 millones de visitantes únicos en el mundo en octubre, por debajo de los 58,3 millones del mes de septiembre. Una evolución que contrasta con el avance de la plataforma de blogs Wordpress, que elevó el número de visitantes únicos en ese periodo en 10 millones hasta los 151,8 millones.

Esta evolución viene en un momento en el que Twitter se apresta a lanzar sus servicios de facturación publicitaria, según han explicado sus responsables, para tratar de empezar a rentabilizar su audiencia. La compañía, que no descarta salir a Bolsa, va a registrar este año una facturación próxima a los cuatro millones de dólares. Su valoración ronda los 1.000 millones. Eso sí, alguno de sus responsables insiste en que los ingresos van a venir pronto.