Bolsa de Nueva York

Los débiles indicadores económicos llevan a Wall Street a recoger beneficios por segundo día consecutivo

El optimismo presente en el mercado al comienzo de la semana ha tornado en escepticismo y desconfianza. Los inversores han valorado negativamente los últimos datos macro, y las dudas en la recuperación económica se han asentado en el parqué. Así, el Dow Jones ha cerrado con pérdidas del 0,90%.

Los principales mercados han sufrido un notable contagio pesimista en la jornada de hoy. Las declaraciones de Obama ayer aludiendo a la posibilidad de una vuelta a la recesión no han ayudado a devolver la confianza a Wall Street, que se tiñó de rojo desde el toque de campana inicial, tras ceder ayer un 0,11%, y después de tres sesiones consecutivas con importantes ganancias.

La explicación a ese cambio de rumbo en el mercado viene motivada principalmente por los datos económicos, pero además, un informe de Bank of America Merrill Lynch rebajando su recomendación sobre ocho compañías tecnológicas ha lastrado al tecnológico Nasdaq, que arrastró al resto de la Bolsa. A ello hay que sumar los descensos en los precios de los metales y el petróleo, que están afectando negativamente a los sectores de materiales y de la energía.

Las pérdidas y las ventas han dominado la sesión y el Dow Jones de industriales se dejó un 0,90% y cerró en 10.332 puntos, el S&P 500 cedió un 1,34%, hasta las 1.094 unidades, y el tecnológico Nasdaq, lastrado por el informe de Bank of America, protagonizó la mayor caída, con un descenso del 1,66%, y se situó en los 2.156 puntos.

DOW JONES 31.051,57 -0,40%

Los pronunciados descensos de hoy, también se explican por la caída de las acciones de las compañías de chips, que sufrían un duro traspié después de que la recomendación para las acciones de varias empresas del sector fueran rebajadas por los analistas.

Datos macroeconómicos

El Departamento de Trabajo ha informado hoy que las solicitudes de subsidio por desempleo en EE UU se mantuvieron sin variaciones la semana pasada. El número de personas que solicitó la ayuda por desempleo se mantuvo en las 505.000, el nivel más bajo en los últimos 10 meses. Pese a que el dato muestra que la economía prosigue su recuperación, la cifra está en consonancia con la prevista por los analistas, que era de 504.000 personas.

Respecto a lucha del Gobierno para disminuir la creciente tasa de paro provocada por la crisis financiera, Timothy Geithner, secretario del Tesoro de EE UU, urgió ayer a los bancos estadounidenses a fomentar el crédito a las pymes y a los consumidores, porque todavía afrontan unas condiciones "muy desafiantes" y el desempleo crece.

"Los bancos tienen alguna responsabilidad del daño causado por esta crisis", indicó Geithner en una conferencia sobre pymes en Washington. "Tenéis la obligación sustancial de ayudar a nuestras comunidades a volver a ponerse en pie", indicó luego al sector bancario. Hasta septiembre, el crédito otorgado por Bank of America cayó un 6% y el concedido por Wells Fargo, el otro gran banco del país, descendió un 14%.

De igual modo, la Fed de Filadelfia ha dado a conocer un incremento en noviembre mayor que el esperado en el índice de la actividad empresarial de la región atlántica estadounidense. Su índice de condiciones empresariales ?un indicador del estado del sector manufacturero en la región? se ubicó en 16,7 en noviembre frente al 11,5 de octubre y al 14,1 de septiembre.

Por su parte, The Conference Board informó que su índice de indicadores líderes de EEUU ascendió en octubre, aunque ligeramente menos de lo esperado por Wall Street. El índice ascendió un 0,3% el mes pasado, tras subir un 0,1% en septiembre. El mercado esperaba un ascenso de 0,4% para el índice de octubre.

Política monetaria

En consonancia con las intenciones de EE UU -tal y como trasladó Obama en su viaje a Pekín a su homónimo chino- de conseguir que China reflexione sobre la necesidad de flexibilizar la política de tipos de cambio del yuan, el comisario de Asuntos Económicos de la UE, Joaquín Almunia, anunció hoy que hará llegar esta petición a las autoridades chinas. Los países de la eurozona están preocupados por la infravaloración del yuan, que penaliza las exportaciones europeas y pone en riesgo la recuperación.

Almunia viajará a finales de mes a China junto al presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, para hablar sobre tipos de cambio, un asunto fundamental para salir de la crisis, y que constata ese papel predominante del gigante asiático en el proceso de recuperación económica mundial.

Por otro lado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha recomendado en la última edición de su informe 'Perspectivas económicas', mantener la actual política monetaria de tipos muy bajos o próximos a cero en la mayor parte de los países miembros de la organización.

"Ante la moderada inflación subyacente, las dificultades aún presentes en los mercados de crédito y el considerable exceso de capacidad en la economía, la actual política debería mantenerse hasta finales de 2010", señala la institución internacional.

Respecto a EEUU, el informe de la OCDE asume que la Reserva Federal mantendrá su actual política de tipos próximos a cero hasta las postrimerías de 2010, aunque apunta que a partir de entonces elevará los tipos hasta el 2,25% a finales de 2011. Además ha advertido del punto débil que supone el mercado laboral para la recuperación económica.

Depreciación del dólar

En dicho informe la OCDE también constata que la depreciación del dólar perjudica a Europa y a Japón frente a EE UU. A principios de noviembre, la tasa efectiva de cambio del dólar se situaba un 11,5% por debajo del nivel máximo registrado en marzo, "una nueva depreciación del 10% del dólar en términos nominales impulsaría la actividad en EE UU y elevaría la inflación, en contraste con la menor actividad e inflación en Japón y la zona euro".

Hoy se ha visto un nuevo fortalecimiento del dólar ante el euro y otras divisas, lo que, unido al descenso en el valor del crudo, encareció las compras de petróleo y de otras materias primas que se negocian en la divisa estadounidense.

Por su parte, en el sector de materias primas, la demanda de oro, metal que cotiza en máximos históricos, cayó un 34% en el tercer trimestre del año con respecto al mismo período de 2008, cuando la eclosión de la crisis lanzó a los inversores a tomar posiciones en masa en este activo refugio, según el informe sobre tendencias del mercado publicado hoy por el Consejo Mundial del Oro (WGC).

El consejero delegado del WGC, Aram Shishmanian, cree sin embargo, que la inversión en oro se mantendrá estable durante los próximos meses gracias a "la persistente incertidumbre sobre la recuperación económica, la inestabilidad de las divisas, los temores sobre la inflación y el interés de los inversores de diversificar la cartera".

Los expertos señalan que, a pesar de la caída total en la demanda, es la especulación sobre hasta dónde pueden llegar los futuros del oro la que está dirigiendo el rally alcista del metal.

En cuanto al petróleo, el barril de crudo de Texas, después de haber cerrado en positivo las últimas tres sesiones, experimentó una contracción superior a los dos dólares, cerrando en los 77,76 dólares el barril. Así, Chevron perdió el 2,01% y su competidora ExxonMobil el 0,89%.

Datos micro

En lo referente a las noticias empresariales, el banco de inversión JPMorgan ha informado hoy que comprará el 50% de la participación que no tenía en la firma de corredores de bolsa Cazenove, en un acuerdo estimado en mil millones de libras (unos 1.122 millones de euros).

JPMorgan pagará 535 peniques por acción, según el banco, y añadió que David Mayhew continuará como presidente de JP Morgan Cazenove, mientras que el consejero delegado, Naguib Kheraj, se hará cargo de supervisar la integración. Hoy cerró con pérdidas del 1,98%.

La también financiera American Express anunció ayer la compra de la firma de pagos por internet Revolution Money a Steve Case, cofundador de American Online (AOL) por 300 millones de dólares (200 millones de euros).

Además, un informe de Bank of America Merrill Lynch ha rebajado su recomendación sobre ocho compañías tecnológicas. Entre ellas Intel (-4,17%), que ha liderado las caídas, Texas Instrumentes (-3,5%) y Marvel Technology (-6,46%), que han lastrado al tecnológico Nasdaq.

Dentro del mismo sector, el gigante informático Microsoft lanzó ayer gratuitamente en internet la versión de pruebas de su nuevo software de oficina, Office 2010, que por primera vez estará integrado con las redes sociales virtuales.

Asimismo, según ha anunciado hoy la compañía, desde la salida al mercado el pasado 22 de octubre de'Windows 7', ha vendido un 234% más que 'Windows Vista' en el mismo periodo de tiempo. Y aseguró que su nuevo sistema operativo ha logrado captar a más usuarios que los de Apple y Linux juntos. A pesar de ello, las acciones de Microsoft cayeron un 0,8%.

Sólo cuatro de los treinta componentes del Dow registraban una revalorización de sus acciones y la mayor subida la lograba Walmart (0,79%), le siguieron la farmacéutica Merck (0,68%), en tanto que Coca-Cola ganó un 0,62% y Jonhson&Johnson avanzó el 0,24%.

Las acciones de la empresa de aluminio Alcoa (-3,71%) y el grupo industrial General Electric (-2,11%) lideraron las caídas en el Dow Jones, donde también destacaron las pérdidas de las financieras JPMorgan Chase, que cedió el 1,98% y American Express un 1,2%, en tanto que Bank of America y la aseguradora Travelers perdieron en torno al 1,5%.

Entre las tecnológicas, Cisco bajaba el 1,33%, IBM perdía el 0,55%, Microsoft retrocedía un 0,86% y Hewlewtt-Packar cedía un 1%.