Agencia de calificación

Bruselas acusa a Standard & Poor's de abuso de posición dominante

La Comisión Europea acusó hoy formalmente a Standard & Poor's de abuso de posición dominante. El Ejecutivo comunitario ve ilegal que la agencia de 'rating', en tanto que órgano nacional de numeración de EE UU, obligue a instituciones financieras y empresas de información europeas a pagar por el uso de los números internacionales de identificación de valores (ISINs, en sus siglas en inglés) en sus propias bases de datos.

El ISIN es un código de seguridad único para cada valor (como acciones o bonos) cuyo objetivo es facilitar las transacciones de títulos.

Las acusaciones de Bruselas contra Standard & Poor's están contenidas en un pliego de cargos que se envió a la compañía el pasado 16 de noviembre. El Ejecutivo comunitario considera que la actuación de la agencia de 'rating' constituye una práctica de tarifas desleales y por tanto vulnera el Tratado.

Esta conclusión preliminar se basa en la comparación con la política tarifaria de otras agencias nacionales de numeración que, o no cobran nada, o si lo hacen se basan en el coste de distribución y no en el uso. Según las pesquisas de Bruselas, S&P no incurre en ningún coste por la distribución de los ISINs estadounidenses a instituciones financieras porque éstas no reciben los ISINs de la agencia de 'rating' sino de proveedores de información como Thomson Reuters o Bloomberg.

La compañía cuenta ahora con 8 semanas para contestar al pliego de cargos y tendrá derecho a una audiencia para presentar los argumentos de defensa. Si se confirman las acusaciones del pliego de cargos, Bruselas podría exigir a S&P que ponga fin a los abusos y también imponerle una multa.