Reforma de la Ley

El Gobierno contratará a 172 funcionarios parar mejorar la supervisión de auditorías

El fortalecimiento del sistema público de supervisión de las auditorías que contempla la reforma de la Ley de Auditorías tendrá un coste de 18,4 millones de euros por la necesidad de incrementar los recursos materiales del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), así como de su personal en 172 nuevos funcionarios, según los datos del Gobierno a los que tuvo acceso Europa Press.

La memoria económica del proyecto de ley aprobada por el Gobierno hace tres semanas y actualmente en tramitación parlamentaria estima que el ICAC experimentará un "aumento considerable" de las actuaciones de control de calidad, hasta alcanzar una media anual de al menos 486 revisiones, 80 de ellas sobre auditorías de interés público y 406 sobre otras auditorías obligatorias.

Esto conlleva también el incremento de las funciones sancionadoras y administrativas ante los posibles incumplimientos. "La experiencia de ejercicios anteriores sugiere que el número de expedientes suele representar en torno a un 15% de las actuaciones de control", apunta el Ejecutivo.

La reforma prevé la posibilidad de que este Instituto acuerde con terceros, incluidas las corporaciones representativas de los auditores de cuentas, las tareas relacionadas con la ejecución del control de calidad, aunque siempre bajo su permanente supervisión.

Casi 13 millones para su supervisión

Así, las actividades llevadas a cabo directamente por el ICAC obligarán a un incremento de las plantillas en 65 funcionarios adicionales, con un coste económico de 3,1 millones de euros.

En el caso de que los controles los lleven a cabo terceros seleccionados por el ICAC, el Gobierno estima que se necesitará un volumen aproximado de 63.730 horas, que supondrán 3,76 millones de euros. Asimismo, la supervisión de estos colaboradores por parte del ICAC implicará un incremento de plantilla en 50 puestos por 1,96 millones.

La opción por el sistema mixto, en el que parte del control es ejecutado con medios propio del ICAC y el resto es ejecutado por terceros seleccionados, supondrá un monto global de 3,9 millones de euros.

Cinco millones en gastos de material

Así, la estimación del Gobierno es que las entidades que colaboren dentro de esta modalidad tendrán 28.350 horas de trabajos adicionales, que costarán 1,42 millones de euros. Por su parte, el ICAC requerirá 51 funcionarios adicionales con un coste de 2,47 millones de euros.

Por otro lado, los programas de formación continua que tendrán que seguir los auditores requerirán 6 nuevos contratos con un coste económico de 320.900 millones de euros.

Asimismo, el Gobierno calcula "sin ánimo de ser exhaustivo" que los medios materiales necesarios para la adecuada realización de las funciones del ICAC tendrán un coste de 5,34 millones de euros.