Salario

El puesto de presidente de la UE costará seis millones de euros al año

Los Gobiernos europeos siguen sin ponerse de acuerdo sobre la persona que estrenará el puesto de presidente del Consejo Europeo, pero Bruselas ya ha preparado el presupuesto para el nuevo cargo: seis millones de euros al año entre salario, personal a su servicio, seguridad, viajes y gastos de representación.

La nueva partida se incorporará al presupuesto comunitario de 2010, primer ejercicio de un cargo para el que suenan desde el primer ministro belga, Herman Van Rompuy, hasta el ex primer ministro británico, Tony Blair.

El salario básico del elegido o elegida, según el proyecto presupuestario, ascenderá a 304.000 euros al año, en línea con el sueldo del presidente de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo. Los complementos ligados al cargo ascenderán a 91.000 euros anuales y la cobertura de la seguridad social a 13.000 euros. La suma de otros gastos relacionados elevará la factura del nuevo puesto a millón y medio de euros anuales

El Presidente, además, contará con su propio gabinete y personal de seguridad, con un coste anual para el presupuesto comunitario de 4,5 millones de euros.

La nueva estructura de la cúpula comunitaria,, en cambio, supondrá un ahorro para los países que ostentan la presidencia rotatoria de la UE. España, que la asume el próximo 1 de enero, debe ser el primer país en beneficiarse.

El Consejo Europeo, en concreto, correrá con los gastos de las cumbres que ahora organiza cada presidencia. Bruselas calcula que cada una de esas citas, cada vez más frecuentes, supone 1,3 millones de euros. El proyecto presupuestario asigna 6,5 millones de euros para las cinco primeras convocatorias de 2010.

Las presidencias semestrales como la española también se ahorrarán parte de la factura de las abundantes cumbres bilaterales (con EE UU, Rusia, Brasil, China, etc.). Bruselas ha reservado 2,5 millones de euros para esas citas.