Informe de la CECA

Los consejeros de las cajas cobran 40 veces menos que los de los bancos

Los consejeros de las cajas de ahorros percibieron 15.367 euros anuales de remuneración media en 2008, lo que significa 40 veces menos que los 607.000 euros que de término medio percibieron los del resto de entidades de crédito emisoras de valores, como los bancos, informó hoy la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA).

Los sueldos medios subirán en 2010 un 2,8%
Los sueldos medios subirán en 2010 un 2,8%

Asimismo, la remuneración de los consejeros de las cajas de ahorros resulta 18 veces inferior a los emolumentos de 272.000 euros que perciben al año los consejeros de las empresas cotizadas, según se desprende del último Informe de Gobierno Corporativo de la patronal de las cajas.

De hecho, la retribución media anual por consejero de sociedad cotizada es prácticamente equivalente (271.000 euros) a la media de la remuneración anual de cada consejo de administración de las cajas de ahorros en su conjunto.

En el caso de los miembros de los órganos de gobierno de las cajas de ahorros, el desempeño del cargo tan sólo origina el cobro de dietas por asistencia y desplazamiento, y sus límites están fijados por la asamblea o por la normativa autonómica.

Cada vez más mujeres

Por otro lado, la memoria de la CECA resaltó que el porcentaje de mujeres con presencia en la asamblea de las cajas de ahorros en 2008 se incrementó respecto al año anterior en más de diez puntos porcentuales, hasta alcanzar un 25,9% de media.

La presencia femenina en las asambleas de las cajas se situó en 2008 en el 19,4%, superior a la que existe en las sociedades cotizadas englobadas en el Ibex 35, en las que supone un 6%, mientras que para el conjunto de entidades emisoras la cifra se sitúa en el 7,5%.

Las mujeres representan ya el 43,3% de la plantilla de las cajas de ahorros, y el 60% de las nuevas contrataciones realizadas durante el pasado año se hicieron a mujeres.

De este modo, la distribución por sexos de la plantilla tiende a igualarse progresivamente, ya que las mujeres han pasado de representar el 35% del total de empleados de las cajas en 2001 al 43,3% en 2008.