Ley de Defensa de la Competencia

La CNC advierte a Unesa de que no puede quedar al margen del control de Competencia

El presidente de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), Luis Berenguer, advirtió hoy a la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) de que "no puede quedar al margen" de las inspecciones y del control establecido por la Ley de Defensa de la Competencia.

"¿Acaso la patronal eléctrica tiene que quedar al margen de la inspección?", se preguntó Berenguer, quien matizó que la inspección practicada a la sede de Unesa el pasado viernes por posibles prácticas anticompetitivas no fue un "asalto, porque se hizo bajo autorización judicial".

El presidente de la CNC hizo estas declaraciones en un desayuno organizado por Entorno Aragonex y Renfe, en contestación a las declaraciones del presidente de Unesa, Pedro Rivero, que calificó ayer de "sorpresa" el registro de su sede practicado la pasada semana por inspectores de Competencia.

Berenguer aconsejó a la patronal eléctrica que si quiere estar exenta del control de Competencia "presente una enmienda en el Parlamento para que se diga que determinadas patronales están al margen del control".

Respecto a la 'guerra de precios' en el sector eléctrico, el presidente de la CNC afirmó que le gustaría que "hubiera existido" y calificó el resultado del proceso de liberalización del sector eléctrico español de "manifiestamente mejorable". Berenguer confirmó que la CNC mantiene abiertos varios expedientes contra presuntas maniobras encaminadas a impedir cambios de comercializadoras de energía.

Asimismo, Berenguer informó de que la CNC está pendiente de emitir su informe preceptivo sobre el proyecto del Decreto de Ley para aprobar las ayudas públicas a la producción de carbón. Respecto al posible daño a la competencia que podrían provocar las ayudas a las energías renovables, Berenguer declaró que "si la energía renovable está sobreprimada es un tema que va más allá de Competencia".

Por otro lado, Berenguer alertó de "las resistencias de competencia" que están afectando a la transposición de la normativa europea de la Ley de Servicios Profesinales, que incluye la Ley Paraguas y la Ley Onmibus, y que España debía tener adaptada a 31 de diciembre de 2009.

"La voluntad reformista del Ministerio de Economía es del 100%, la del resto de ministerios se reduce, por detrás, están las CC.AA, después las Cortes, y, por último, los ayuntamientos, que son los más restrictivos", enumeró Berenguer.

En este sentido, el presidente de la CNC alertó de que España "está a punto de perder el tren de la apertura de la economía" si no aplica este proyecto normativo. Por último, Berenguer criticó la presión que ejercen los lobbys sobre los partidos políticos para mantener las incompatibilidades entre profesiones, cuyas restricciones sólo podrán establecerse por Ley después de que entre el vigor la Ley Paraguas.