Resultados trimestrales

Fannie Mae recurre a dinero estatal por cuarta vez tras perder 13.380 millones en el trimestre

La agencia estadounidense de garantía hipotecaria Fannie Mae, bajo tutela del Gobierno desde hace más de un año, registró pérdidas de 13.280 millones de euros en el tercer trimestre, lo que supone un 32,8% menos que hace un año, informó la entidad, que se ha visto forzada por cuarta vez a recurrir al dinero público al solicitar un rescate de 10.085 millones de euros para equilibrar su balance.

De este modo, Fannie Mae ha recibido hasta la fecha 60.900 millones de dólares (40.943 millones de euros) en fondos públicos a raíz del plan de rescate de la entidad, que establecía una línea de crédito de hasta 200.000 millones de dólares (134.490 millones de euros) para la asistencia tanto de Fannie Mae como para su 'gemela' Freddie Mac.

Asimismo, la firma de garantía hipotecaria advirtió de que espera registrar déficit patrimonial neto en el futuro, por lo que se verá obligada a recurrir sucesivamente a más ayudas públicas en virtud del pacto de venta al Tesoro de acciones preferentes de la entidad.

Los 'números rojos' de Fannie Mae reflejan el fuerte incremento de los gastos de crédito, donde se incluyen las provisiones por préstamos fallidos y el impacto de los embargos, que alcanzaron los 21.960 millones de dólares (14.762 millones de euros), más del doble que en el mismo periodo de 2008.

En este sentido, la firma hipotecaria destacó que el deterioro de su cartera de negocio refleja el incremento de la morosidad superior a 90 días como consecuencia del alza del desempleo, lo que perjudicó la capacidad de los clientes de hacer frente a sus obligaciones.

Así, el volumen de préstamos en riesgo de mora de Fannie Mae alcanzó los 198.300 millones de dólares (133.355 millones de euros), un 66,3% más que hace un año, mientras que el valor de las propiedades embargadas ascendió a 7.300 millones de dólares (4.910 millones de euros), un 10,6% más que la cierre del ejercicio 2008.

"Esperamos que nuestras pérdidas de crédito y nuetro ratio de créditos fallidos continúen aumentando durante el resto de 2009, aunque, en ausencia de un mayor deterioro de la economía, los gastos de de crédito en 2010 serán inferiores a los de 2009", explicó la entidad, que acumula pérdidas por importe neto de 58.117 millones de dólares (39.071 millones de euros) en los nueve primeros meses del ejercicio, un 68,3% más.