Reunión en Saint Andrews

Darling: El reto del G-20 es asegurar un crecimiento económico sostenible

El ministro británico de Economía, Alistair Darling, dijo hoy que, tras haber actuado con inmediatez contra la crisis, el reto actual del G-20 es abordar el coste de la lucha contra el cambio climático e impulsar medidas para asegurar un crecimiento económico sostenible.

En unas declaraciones previas al inicio de la reunión de los ministros de Economía y Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20, Darling subrayó que no hay que dormirse en los laureles, pensando que la recuperación económica es un hecho, sino que hay que seguir trabajando para garantizar un crecimiento a largo plazo.

La recuperación económica, advirtió, es "un trabajo en curso" y, aunque algunas economías han empezado a salir de la recesión, aún no se ha salido de la crisis.

"Creo que uno de los mayores riesgos es que la gente, los Gobiernos, piensen que, de alguna manera, la tarea ha terminado, que podemos volver a la normalidad", declaró durante una visita a una central eléctrica en Edimburgo.

"Pero no podemos -sentenció el ministro-. Debemos abandonar esa vieja manera de pensar, y eso significa que hay que estar preparados para trabajar juntos y, crucialmente, debemos actuar para atajar los problemas urgentes del cambio climático y de asegurar un crecimiento sostenible a largo plazo".

Darling recordó que el año pasado los países tuvieron que trabajar conjuntamente porque vieron que "iba en su interés actuar conjuntamente para inyectar dinero a la economía".

"El reto clave para todos nosotros ahora es ¿cómo conseguimos que haya crecimiento en la próxima década?, ¿cómo garantizamos que sea una década de crecimiento, empleo y prosperidad crecientes?", se preguntó el ministro, que consideró que para abordar estos interrogantes es necesaria la cooperación internacional.

"Hemos demostrado lo que podemos hacer en un año. Nuestro reto este fin de semana es demostrar lo que podemos hacer para los próximos diez", añadió.

Darling, que también instó a sus colegas a acercar posiciones en cuanto a la financiación de la lucha contra el cambio climático en los países pobres -uno de los asuntos que centran la reunión en Escocia-, reconoció que los Estados deben empezar a pensar en reducir su déficit, pero esto debe ser un proceso "gradual", para no torpedear la recuperación.

Los ministros y gobernadores de los bancos centrales del G20 (economías ricas y emergentes) se reúnen hoy y el sábado en un hotel de las afueras del pueblo de Saint Andrews con la misión de profundizar en las medidas acordadas en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de Pittsburgh (EE UU) para afianzar la recuperación económica.

Una de las prioridades de la cita escocesa será reunir el consenso necesario para mantener el compromiso adquirido en esa cumbre de que ningún país retirará los estímulos fiscales antes de que se haya consolidado la recuperación.