_
_
_
_
_
Cierre de mercado

Los datos macro consiguen alentar a Wall Street

Los positivos datos macroeconómicos, junto con los resultados de Ford, que superaron las previsiones, han conseguido que las compras volvieran a aparecer en la Bolsa neoyorquina tras las fuertes caídas del viernes, -superiores al 2,50% en sus principales indicadores-. El Dow Jones ha subido un 0,79%.

El ISM manufacturero, las ventas de casas pendientes y el gasto en construcción entre los datos económicos, y los resultados de Ford y la quiebra de Cit Group entre los datos empresariales, han marcado el desarrollo de una jornada que se ha caracterizado por la volatilidad y la leve tendencia alcista, que finalmente ha podido imponerse, en parte gracias al tirón del sector financiero.

Tras poner punto final a un mes de octubre negativo para la bolsa, los indicadores neoyorquinos regresaron a la actividad con avances en esta primera semana de noviembre. Entre los datos económicos, cabe destacar dentro del sector industrial el ISM manufacturero, que se convirtió en el gran protagonista del inicio de la sesión, al subir en octubre de los 52,6 puntos, hasta el 55,7%, frente al 53% que esperaban los analistas.

Dentro del sector inmobiliario, se ha conocido que las ventas de casas pendientes subieron un 6,1% en septiembre, su octava alza consecutiva y su racha de subidas más prolongada de toda la serie histórica, iniciada en 2001. Esos incrementos implican que ambos sectores han recuperado niveles previos a la crisis, puesto que han alcanzado máximos de 2006.

Además, se ha publicado un tercer dato macroeconómico en EE UU en la jornada de hoy, el gasto en construcción. Dicho gasto se ha ajustado a lo previsto, al registrar un incremento del 0,8% en septiembre, después de la bajada del 0,1% de agosto.

A los datos económicos citados anteriormente, y que suponen un avance de una semana que vivirá la reunión de la Fed sobre política monetaria y los datos de desempleo de octubre, se han sumado los buenos resultados hechos públicos por Ford.

Todo ello motivó que los inversores recobraran el optimismo y las compras se impusieran en el parqué al inicio de la sesión. Sin embargo, poco a poco han ido perdiendo fuerza, especialmente en la media, si bien, los últimos movimientos antes del cierre han devuelto los números verdes y han consumado un rebote moderado.

De este modo, el Dow Jones ha cerrado en los 9.789 puntos, tras subir un 0,79%, el S&P 500 ha avanzado un 0,65% hasta las 1.042 unidades, y el tecnológico Nasdaq ha sumado un 0,20%, y se ha situado en los 2.049 puntos.

Respecto a los resultados, las cuentas de Ford reflejaron que la empresa automovilística ha logrado salir de los números rojos. La compañía ganó en el tercer trimestre del año 997 millones de dólares, frente a las pérdidas de 161 millones registradas en el mismo período del año pasado. Asimismo ha señalado que en 2011 tendrá unos sólidos beneficios.

Por otro lado, Wall Street vivía este lunes la quiebra de la financiera estadounidense CIT Group, que se convirtió durante el fin de semana en la quinta mayor empresa declarada en bancarrota en la historia de Estados Unidos, por detrás de Lehman Brothers, Washington Mutual, WorldCom y General Motors.

La Bolsa de Nueva York suspendió hoy su cotización, cuyas acciones llegaron a depreciarse un 57%, mientras el consejo de administración de la firma presentó su solicitud de bancarrota ante un tribunal neoyorquino. Esta quiebra significa además que el Tesoro ha perdido definitivamente los 2.300 millones de dólares invertidos en la compañía, la mayor pérdida desde que el programa TARP comenzó a funcionar.

Otra compañía que ha regresado a beneficios es Loews, con unas ganancias de 468 millones de dólares, frente a los 137 millones perdidos en el mismo período de 2008. La empresa ha explicado que los ingresos aumentaron un 26% hasta los 3.740 millones de dólares.

Así, tras la aciaga jornada del viernes, en la que se dudó de una salida real de la crisis y se especuló con la posibilidad de que el dato conocido del PIB estuviera demasiado influido por las medidas de estímulo a corto plazo del Gobierno, todo hacia indicar que el prometedor inicio de sesión traería consigo un fuerte rebote, pero la volatilidad ha vuelto a imponerse hoy, y los avances han resultado bastante discretos.

El arranque de la sesión fue muy positivo, con subidas en torno al 1%, pero a medida que avanzaba la jornada, el momento de fragilidad de Wall Street ha quedado patente. Aun así, ha sido el sector financiero el que ha conseguido dar un tirón final que al menos ha asegurado las ganacias.

Dentro de dicho sector, hoy se ha conocido que Bank of New York ha comprado un 20% de la firma de capital privado Siguler Guff, y sus acciones subieron un 1%. Precisamente una entidad financiera, American Express ha liderado las ganancias, con una subida del 2,24%. Por su parte, JPMorgan conseguía un alza del 1,77%, Bank of America del 0,5%, y Wells Fargo del 0,55%.

Junto a estos valores, United Tech, con un incremento del 1,99%, Procter & Gamble, con un 1,55% de alza, y General Electric, HP y Dupont, con subidas del 1,54%, 1,37% y 1,29% respectivamente, han comandado los númeres verdes en Nueva York.

Entre los resultados negativos, sólo siete valores han registrado pérdidas. Intel, con un descenso del 0,68%, las compañías de telecomunicaciones Verizon con una caída del 0,64% y AT&T con un 0,47%, Pfizer, que perdió el 0,59%, y los leves descensos de Home Depot, IBM y la petrolera Chevron, del 0,12%, 0,09%, y 0,04% respectivamente.

El precio del crudo cotiza también con una fuerte revalorización que da empuje al valor de las energéticas. El barril Texas se revalorizó más de un dólar y se instaló en los 77,90 dólares.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_