Resultados

El beneficio neto de Mutua Madrileña crece un 32% hasta septiembre

Mutua Madrileña cerró al tercer trimestre del año con un beneficio neto de 192,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 32% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Entre enero y septiembre, Mutua logró 131.986 nuevas pólizas, un 71,3% más que en el mismo periodo del año anterior, lo que consolida el cambio de tendencia iniciado a finales del pasado año y confirma el éxito de la política puesta en marcha por la compañía con el Plan Estratégico 2009-2011, destacó la entidad.

Dicho cambio de tendencia se refleja en la evolución del saldo neto del número de pólizas de Mutua Madrileña en sus diferentes ramos, que registraron un crecimiento neto positivo de 34.507 pólizas en los meses transcurridos de 2009, frente a la pérdida de 25.352 en el mismo periodo de 2008.

La compañía atribuyó los beneficios obtenidos a la buena evolución de sus inversiones financieras, especialmente a las realizadas en el último trimestre. No obstante, dada la actual volatilidad de los mercados bursátiles, la compañía ve difícil que los beneficios de esta naturaleza sean "sostenibles" durante el último trimestre del año.

Los ingresos por primas fueron de 829,8 millones de euros durante los primeros nueve meses del año, un 2,9% menos que en 2008, cuando alcanzaron los 854,5 millones de euros.

Este descenso se enmarcó dentro de la estrategia de reducción de tarifas llevada a cabo por Mutua a finales de 2008 y comienzos de 2009, junto con el refuerzo de la reversión de beneficios hacia el mutualista, y que ha supuesto que este año disminuya el coste de las primas de los mutualistas, que oscila entre un 5% y un 15%.

En el ramo de 'autos', los ingresos disminuyeron un 4%, mientras que en la media del sector se redujeron un 6,2%. Por lo tanto, a pesar de la rebaja de tarifas, la disminución de los ingresos fue limitada gracias al incremento de la contratación de pólizas en los nueve primeros meses del año.

Así, el ratio de solvencia 'no vida' de Mutua Madrileña se situó en el 1.944%, 19 veces el mínimo exigido por la Ley, mientras que los fondos propios ascendieron a 3.138 millones de euros. Estas cifras evidencian la sólida capitalización y solvencia de la compañía, factores especialmente importantes en el entorno económico actual.

El objetivo final del Plan Estratégico 2009-2011 no busca maximizar los márgenes de la aseguradora a través de los mutualistas, sino mantener o reducir los costes que deben soportar sus asegurados mediante unas tarifas ajustadas o la inclusión de nuevos servicios sin aumento de precio, explicó la compañía.

Un ejemplo de esta política es la puesta en marcha del compromiso de puntualidad por el que Autoclub Mutua, el servicio gratuito de asistencia en carretera, se compromete a acudir al lugar del percance en un periodo máximo de una hora desde la solicitud de asistencia, garantizando en caso contrario el pago de 100 euros.